Share Button

Un repaso por esta gran serie de Pol – ka que se mantuvo en pantalla durante cuatro temporadas y que contó con un elenco estelar en cada episodio.

“Mujeres asesinas” es una serie de capítulos unitarios inspirada en el libro homónimo de Marisa Grinstein, que documenta casos reales de homicidios perpetrados por mujeres, algunos de ellos de gran dominio público.

Bajo la producción de Pol-ka, la serie se emitió por la pantalla de El Trece con gran repercusión. Luego, este formato fue vendido a Colombia, México, Ecuador e Italia.

La serie recibió un sinnúmero de premiaciones, como Martín Fierro, y contó con un elenco estelar en cada capítulo. Inicialmente tuvo cuatro temporadas y los viejos capítulos se repusieron en pantalla en varias oportunidades.

Un repaso por algunos momentos de la serie:

Clara, la fantasiosa

Clara (Cecilia Roth), está casada con Eduardo (Luis Machín). Ella es enferma de los celos, además de padecer trastornos mentales. Su marido no la engaña pero ella cree que si, e imagina que la amante se llama Zulema, y que ésta además es la vecina (Julieta Díaz).

Patricia, vengadora

Patricia (Barbara Lombardo) es una joven de veinte años de clase media, que desde que es niña es abusada por su padre biológico (Mario Pasik). Además ella tiene a su hermano Marcelo (Nahuel Pérez Biscayart) que por ser gay, el mismo padre lo golpea brutalmente. La madre (María Onetto) si bien está presente pareciera no estarlo, pareciera no percatarse de todo lo que está sucediendo en la familia.

Yiya Murano, envenenadora

Yiya Murano (Nacha Guevara) decide invertir en el negocio de la bicicleta financiera. Así, convence a tres viejas amigas de que le entreguen todos sus ahorros para duplicar y hasta triplicarlos sin esfuerzo alguno. Pasado el tiempo, y al no ver señales del dinero ni intenciones de Yiya de devolverlo, las tres mujeres comienzan a preocuparse.

Ramona, justiciera

Ramona (Celeste Cid) es una chica de 18 años. De niña presencio el asesinato de su madre y hermana. Desde ese momento Ramona vive en una constante pesadilla de la cual no logra salir. Se hace adicta a las drogas y para tener su propia plata se dedica a la prostitución. Su abuelo Ceferino (Patricio Contreras) hace todo lo posible por rescatarla de esa situación. Pronto recibe la noticia de que el asesino de su familia es puesto en libertad. En su búsqueda de justicia Ramona asesina a su padrastro (Luis Ziembrowski) en un descuido, dándole de tiros por la espalda.

Marcela, lastimada

Ana (Claudia Fontán) acaba de salir de la cárcel, luego de cumplir una condena de un lustro por malos tratos y lesiones graves contra su hija menor, Marcela (Dolores Fonzi). Tanto la adolescente como sus dos hermanos mayores – ambos estudiantes de la academia de policía – aguardan su salida en la puerta del penal. Marcela es la única que no demuestra interés por la liberación de su madre.

Share Button