Share Button

Esta nueva serie imagina a través de la combinación de pasajes documentales y ficcionales el futuro de la inteligencia artificial.

«En un millón de años», una serie que imagina a través de la combinación de pasajes documentales y ficcionales el futuro de la inteligencia artificial (I.A.) y su inquietante integración con el mundo humano, irrumpirá en de la pantalla de Nat Geo los jueves a las 22.

A través de seis capítulos y con la voz en off de Laurence Fishburne, quien también actúa como productor ejecutivo, parte de una premisa que diversos expertos en distintas ramas de la ciencia como Ray Kurzwell, Michio Kaku, Peter Diamandis o Brian Greene dan como inexorable: en un lapso de tiempo aún indeterminado y distante (lo del «millón» de años es sólo metafórico) la inteligencia artificial tendrá un nivel de desarrollo tal que los conceptos mismos de «vida» y «humanidad» tendrán un sentido totalmente diferente.

A partir de dicha precondición, «En un millón de años» alterna el relato de los pensadores de la materia con escenas de un futuro imaginario en el que una pareja pierde a su hija adolescente en un accidente de tránsito, para luego instalar su mente en un androide de aspecto exacto pero con posibilidades cibernéticas prácticamente ilimitadas.

LEA TAMBIÉN:

El documental “The act of killing” llega a OnDirecTV

Los especialistas presentan un futuro tan verosímil como por momentos aterrador en el que se preguntan ¿qué ocurrirá cuando la inteligencia artificial sobrepase a la humanidad?

La serie plantea y explora a grandes rasgos dos alternativas para esa interrogante: la pesimista, digna de la saga «Terminator» o «2001: Odisea en el espacio»; y la optimista.

En ambas se reconoce que arribará el tiempo en el que la inteligencia artificial llegue a un estado de autoconciencia y se alcance la «singularidad», es decir que sea capaz de aprender por sí misma y supere al hombre, pero mientras la primera sostiene que las máquinas llegarán a la conclusión de que el hombre debe ser eliminado, la segunda cree que podrá existir una «integración» y mutua convivencia.

Las consecuencias negativas de una progresivamente mayor integración con la tecnología y automatización puede ser por ejemplo la pérdida de empleos, incluso de los más calificados a medida que crezca la sofisticación de las máquinas, en tanto que la expansión de los límites físicos humanos a través de la inteligencia artificial podrían llegar incluso a hacernos inmortales.

Los seis capítulos de la propuesta de Nat Geo navegan en las decisiones que deberán enfrentar los seres humanos respecto de la posibilidad de fusionar la mente y el cuerpo con la inteligencia artificial, el fin de la mortalidad, la extensión virtual de la conciencia y la exploración planetaria y cósmica.

Visits: 255
Share Button