Share Button

En la obra del escritor argentino el jurado valoró “la fuerza de un relato de supervivencia en medio de una naturaleza hostil y el acierto en la composición”.

El escritor argentino Mariano Quirós se quedó con el XIII Premio Tusquets Editores de Novela 2017 por “Una casa junto al Tragadero”, en la que el jurado valoró “la fuerza de un relato de supervivencia en medio de una naturaleza hostil y el acierto en la composición” de la obra.

El autor, nacido en la ciudad chaqueña de Resistencia, en 1979, logró una obra que se caracteriza por “el poder hipnótico en la sucesión de acechanzas y peligros que vive el protagonista, y el acierto en la composición de la novela, en la que el lector reconstruye los orígenes y las verdaderas motivaciones de los personajes a medida que avanza en su lectura”.

En la novela, su protagonista, el Mudo, vive desde hace unos años en las afueras de la Colonia, un extraño pueblo del norte argentino, junto a su perra, la India. Llegó desde la ciudad de Resistencia y ocupó una misteriosa casa en medio del monte, junto al río.

El Mudo trata de no juntarse con nadie, salvo con Insúa, dueño de una tienda-almacén, que le cuenta historias del río Tragadero y le enseña, entre otras habilidades de supervivencia, a cazar monos. Lo que el Mudo quiere es vivir tranquilo, y por eso le molestan los acechos de Soria, un lugareño huidizo que lo denuncia una y otra vez ante la Fundación Vida Silvestre. Con la llegada al lugar de unos jóvenes miembros de esa fundación, las cosas se complicarán.

En medio de la aspereza de una naturaleza hostil, entre pájaros, monos y caimanes yacarés, el lector asiste con tensión creciente a los peligros del río y a las amenazas de los desconocidos, cuyas verdaderas intenciones adivinamos de manera inquietante desde los ojos del protagonista, un hombre que hizo propósito de no molestar a nadie, y de que nadie lo molestara.

LEA TAMBIÉN: 

Cristian Perfumo, finalista del Premio Literario Amazon por “El coleccionista de flechas”

Mariano Quirós publicó las novelas “Robles”, “Torrente”, “Río Negro”,  “Tanto correr” y “No llores, hombre duro”. También editó los libros de cuentos  “La luz mala dentro de mí” y “Cuatro perras noches”,  junto a Germán Parmetler y Pablo Black.

El autor recibirá una estatuilla de bronce diseñada por Joaquín Camps y en un anticipo sobre derechos de autor de 18.000 euros.

Fueron ganadores de este premio Evelio Rosero (Colombia), por su novela “Los ejércitos”; Sergio Olguín (Argentina), por su novela “Oscura monótona sangre”; Rafael Reig (España), por “Todo está perdonado”; Betina González (Argentina), por “Las poseídas” y Alberto Barrera Tyszka (Venezuela), por “Patria o muerte”, entre otros.

Share Button