Share Button

Los investigadores creen que este relato de 14 páginas escitas a mano se trató de la primera aventura literaria del autor de “El viejo y el mar”.

Un cuento inédito de Ernest Hemingway, que el escritor escribió a los diez años y que suponen como su primera aventura literaria, fue encontrado por dos investigadores en los archivos de una familia muy cercana al escritor.

La cuarta esposa del autor estadounidense, Mary Welsh, pasó años reuniendo cartas, cuadernos y textos incompletos y este manuscrito pasó desapercibido. La razón, creen los investigadores, es que fue confundido con un cuaderno de viaje, de esos tantos que tenía el aventurero escritor.

En una primera impresión, se trata de un cuaderno escrito a manera de cartas a sus padres, durante viaje por Irlanda y Escocia, en lo que parecen entradas de diario, pero Sandra Spanier y Brewster Chamberlain constataron que Hemingway jamás hizo ese viaje.

En una sección del cuaderno, que abarca 14 páginas escritas a mano, el joven cuenta la historia de un hombre muerto que regresa una vez al año para reconstruir Ross Castle en Irlanda, y organiza un festín nocturno.

“Cuando amanece, el castillo vuelve a transformarse en ruinas y O’Donahue regresa a su tumba”, escribió Hemingway.

LEA TAMBIÉN: 

Una muestra sobre David Viñas y Lucio V. Mansilla, en la Biblioteca Nacional

Ernest Miller Hemingway fue los principales novelistas y cuentistas del siglo XX. Su estilo sobrio y minimalista tuvo una gran influencia sobre la ficción del siglo XX, mientras que su vida de aventuras y su imagen pública dejó huellas en las generaciones posteriores.

El escritor logró el Premio Nobel de Literatura en 1954, tras su éxito con la novela “El viejo y el mar”, que además fue reconocida en su país con un Pulitzer, una historia inspirada en el ambiente social que existía en Cojímar en la década del 50. Papa Hemingway, como lo llaman, donó entonces el dinero del galardón al pueblo de Cuba.

Share Button