Share Button

El documental del Grupo de Cine Insurgente relata parte de la historia de Ingeniero White y su sueño de prosperidad, hasta instalación del polo petroquímico.

“El futuro llegó” relata parte de la historia de Ingeniero White, una ciudad cercana a Bahía Blanca, desde la creación del puerto y la llegada del ferrocarril que le daban el sueño de prosperidad, a la instalación de un polo petroquímico en tiempos recientes.

Declaradó de Interés académico y universitario por la Universidad del Sur, Departamento Humanidades, este documental del Grupo de Cine Insurgente, que ya había mostrado sus credenciales con “Seré Millones”, se podrá ver en las funciones previstas para las 12:20 y 19:30 en Cine Gaumont  Espacio INCAA KM 0, ubicado en la Avenida Rivadavia 1635.

El polo petroquímico instalado en Ingeniero White de la mano del discurso del “progreso” promete que Bahía Blanca se transformará en la California argentina. La realidad es mucho más dura. Pero en este panorama desolador surgen las voces y los cuerpos de la resistencia popular.

Muchos antes de la llega de este polo, desde principios del Siglo XX, Ingeniero White, puerto comercial de Bahía Blanca, es un lugar de afincamiento de muchos inmigrantes europeos que bajaron de los barcos.

La ciudad le debe el nombre a un amigo de Julio Argentino Roca, quien inauguró la terminal ferroviaria durante su tercera y última presidencia.

Los gobernantes de ese momento, imaginaron que esa ciudad del sur bonaerense se iba a transformar en una suerte de California argentina, al contar ambas con un puerto para la salida de cereales y con la llegada del ferrocarril.

Las escenas también dan cuenta de la prosperidad que su supo tener la ciudad y hasta una rambla popular que se construyó durante la único gobierno socialista que tuvo la comunidad. Luego, la costa del Atlántico se hizo invisible para los vecinos por la instalación de las empresas.

Ya sin el ferrocarril, se instaló en Ingeniero White se instaló uno de los mayores polos petroquímicos de Argentina, que suponía la idea de progreso y mano de obra para los vecinos y se transformo en una fuente de contaminación.

LEA TAMBIÉN: 

“Hoy partido a las 3”, mujeres que juegan al fútbol cueste lo que cueste

La contaminación y los subsiguientes problemas de salud de la población y el medio ambiente, la falta de trabajo (Bahía Blanca es la segunda ciudad con mayor desempleo de Argentina) y las muertes por precarización laboral en las plantas del Polo, son algunas de estas consecuencias.

El documental cuenta con el valioso testimonio de Osvaldo Bayer, de la historiadora Natalia Fanduzzi y de estos investigadores y luchadores sociales de la región. También aportan su voz algunos personajes locales que presenciaron y apogeo y la caída del lugar.

Además, cuenta con un rico material de archivo, como el que da cuenta del paro de 1907 de los estibadores portuarios, que terminó en una cruda represión.

El realizador de este documental, Fernando Krichmar es rosarino y autor de “Diablo, familia y propiedad” y “Seré millones, el mayor golpe a las finanzas de la dictadura”, que compartió con el bonaerense Omar Neri.

?El Grupo Cine Insurgente lo integran Fernando Gabriel Krichmar,  la uruguaya Alejandra Guzzo y Omar Neri. Este documental contó con la participación de la cámara de Ignacio Guggiari, el sonido de  Lucho Corti y la foto fija de Carolina Magnaterra.

También contó con la asistencia de producción de Andrés Novas y la música de Carlos Senin.

El tráiler:

 

Share Button