Share Button

Se podrán ver los doce episodios de esta miniserie que narra la historia de un talento de la danza clásica consagrado y una joven aprendiz.

Los doce episodios de la miniserie “El Maestro”, que narra la historia de un talento de la danza clásica consagrado y una joven aprendiz, podrán verse en un súper maratón el viernes que viene a partir de las 10 por TNT Series.

Protagonizada por Julio Chávez, Inés Estévez y Carla Quevedo, entro otros, la historia cuenta la historia de Prat, ex bailarín de danza clásica devenido en maestro en una escuela barrial, con una tormentosa relación con su ex mujer y pareja de baile.

Prat (Chávez), “El Maestro”, es un bailarín de danza clásica retirado de los escenarios, agobiado por problemas familiares. Quien supo ser estrella del ballet internacional se encuentra ahora dando clases en una escuela de barrio, con la sola ayuda de su socio y amigo Mario (Juan Leyrado). Alejado por propia decisión de todo circuito oficial, la tarea de enseñar, el único resabio de sus épocas de gloria, ya ha dejado de interesarle.

LEA TAMBIÉN: 

“Un gallo para Esculapio” tendrá una segunda temporada

La historia comienza cuando “El Maestro” espera en el aeropuerto el regreso de su hijo, residente en España. Su madre es Paulina (Estévez) histórica pareja de baile de Prat, de la que se separó en pésimos términos. Por un motivo inesperado, el joven será detenido apenas arribado a suelo argentino. Así, de la noche a la mañana, Prat deberá hacerse cargo de su nieto, un niño con el cual no ha tenido relación alguna y que deberá vivir con él hasta tanto se solucione la situación procesal del padre.

La llegada del pequeño traerá un nuevo sentido a su vida personal. Y en el ámbito profesional, la aparición de Luisa (Carla Quevedo), una joven con un enorme talento, despertará en él nuevamente aquel fuego sagrado. Ella desea fervientemente formarse con el legendario bailarín. A pesar de su resistencia inicial, Prat finalmente la aceptará como su discípula: entiende que es la última oportunidad para reconciliarse no solo con la danza, sino con su propio universo.

Share Button