Share Button

Esta comedia para curarse de risa está  llena de lugares reconocibles para todos los que hemos pasado alguna vez por una institución médica.

“Soy paciente”, una comedia para curarse de risa de Ana María Shua, con dirección de Florencia Bendersky y adaptación de Andrea Szyferman, regresa a escena los viernes a las 20 en El Tinglado, ubicado en Mario Bravo 948.

Se trata de una comedia negra, llena de lugares reconocibles para todos los que hemos pasado alguna vez por una institución médica.

La novela de Ana María Shua y la adaptación teatral de Andrea Szyferman, relatan la historia de un hombre que se interna en un centro médico para hacerse unos estudios a pedido de su doctor particular.

El paciente no está solo, lo acompaña Pochi, su prima, que, cual Esperanza ante los infiernos del Dante, abandona a este Orfeo urbano una y otra vez.

Enfermeras, médicos, visitas y hasta una monja van decidiendo el destino de este hombre sin pedir permiso, en pos de una salud que parecería irse y nunca más volver.

Soy paciente nos invita a reflexionar sobre nuestro lugar como parte de la maquinaria incansable del sistema de salud y a preguntarnos qué podemos hacer frente a los caprichos de la medicina. La receta parece sencilla pero no fácil, porque debemos armarnos de paciencia y reírnos hasta el punto de preguntarnos, de qué nos estamos riendo.

LEA TAMBIÉN:

Arranca la segunda temporada de “Noche de paz”, una comedia negra de Maxi Prioriello

El elenco lo completan   Lucía Abineme, María Eugenia Alvarez, Cynthia Attie, Giovana Calero, Eduardo Campili, Santiago De Belva, Andrea Enzetti, Charly Otero, Eduardo Poli y Cristian Sabaz.

Ana María Shua nació en Buenos Aires en 1951. Ana María Shua nació en Buenos Aires en 1951 y escribió “Las cosas que odio” y “Su primera zanahoria”, entre otras obras. Además es la autora de “Los amores de Laurita” que fue llevada al cine bajo la dirección de Antonio Ottone.

Share Button