Share Button

La puesta es una suerte de “reversión” actuada de las líricas de la banda. Esto es: una creación y presentación nuevas a partir de una canción.

“Poesía de Ricota (¿qué podría ser peor?)”, una puesta que no es un recital, tampoco una obra de teatro, ni es un stand up o  una lectura de poesía, sale a escena todos los martes de abril y mayo a las 20 en Pista Urbana, ubicado en Chacabuco 874, en el barrio de San Telmo.

Se  trata de un experimento teatral que, en términos artísticos, se podría calificar como una “reversión” actuada de las letras de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Esto es: una creación y presentación nuevas a partir de una canción.

Como en aquellas viejas tertulias poéticas en las que se recitaba a Federico García Lorca, Pablo Neruda o Alfonsina Storni, “Poesía de Ricota” invita a sumergirse en la lírica del Indio Solari con la propuesta de indagar en sus palabras. Es la posibilidad de disfrutar en escena de sus textos poéticos representados/interpretados (en el sentido más teatral del término), por un actor, por una actriz.

Con una puesta en escena dinámica, que permitirá construir un pequeño mundo, los intérpretes nos contarán diez historias que fueron canciones, de las cuales quizás reconocemos alguna frase, un estribillo, pero que ahora podemos disfrutarlas en otra dimensión: la teatral.

Estas historia-poesías serán enlazadas por textos del Indio Solari que se encuentran por fuera de su producción ricotera (publicaciones de revistas, prólogos de discos) encarnadas en la figura de un maestro de ceremonias.

LEA TAMBIÉN: 

“Mundo Redondo”, una obra basada en el universo de Los Redonditos de Ricota

“Poesía de Ricota (¿qué podría ser peor?)” cuenta con la dirección de Guadalupe Bervih y Gabriel Wolf y elenco lo completan Gabriela Biebel, José Formento, Marina Garré, Miriam Eva Rellán, Marcelo Saltal y Gustavo Slep.

La voz en Off es de Pedro Saborido, la ambientación y luces es de Fernando Dopazo y el vestuario corre por cuenta de Analía C. Morales. La producción ejecutiva  es de Bibiana Glait y las máscaras fueron creadas por Pablo Solis.

Share Button