Share Button

Por Edgardo Solano

El músico presentará su “Bitácora emocional de gira”, un recuento de anécdotas personales y  familiares, de viejos amoríos y de su oficio de músico a bordo de una Trafic.

Iván Noble edito el año anterior “Como el cangrejo. Bitácora emocional de gira”, su primer trabajo editorial, con un recuento de anécdotas personales, familiares y de su oficio de músico, entre otras misceláneas que le trajo el recuerdo.

Esta publicación, editada por Galerna, será presentada en sociedad por el propio autor el miércoles 02 de mayo, a las 20,30,en el Pabellón Blanco de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, en el predio de La Rural de Palermo.

Iván Noble, con una prosa reconocible y que se emparenta en estilo al que tiene en su pródiga pluma de hacedor de canciones, relata en este libro anécdotas que van desde su propio entorno familiar, como sus abuelos italianos y hasta sus padres trasladando un par de ollas de guiso de lentejas en un viejo Renault para alimentar a todos Los Caballeros de la Quema, durante la grabación del primer opus de la banda.

La música es un gran eje conductor de escenas y situaciones, desde su comienzo como profesional, las primeras chirolas cobradas en la caja Sadaic por los derechos de autor y los shows en los lugares más impensados de la Argentina.

Al margen de los escenarios, las Trafics que lo llevaron a un sinfín de actuaciones son otros de las locaciones de estas historias. Choferes muy particulares, rutas sinuosas y escalas en lugares de mala muerte se suman a estos relatos ruteros, un ámbito natural para los músicos que vienen en una gira permanente

“Era joven; como corresponde, algo imbécil pero voraz, con ganas de comerle el hígado al mundo nuevo que parecía abrirse entre micros con perpetua baranda a meo, hoteles dantescos que nos parecían el Hilton y bares de rock que quedaban a quince horas de mi casa. Me gustaba pensar en nosotros como en la reencarnación de los juglares medievales que recorrían guitarra en mano pueblos y comarcas”, relata el autor en un tramo de “Como el cangrejo”, un título homónimo a una de sus canciones.

Además, en las páginas de la publicación hay historias de amoríos fugaces y otras que no tanto, debates con el paso del tiempo con los 50 pirulos ya instalados a la vuelta de la esquina del autor y reflexiones variopintas, en medio de reconstrucciones de hechos transitados y vividos con personajes bastante fuera de lo común y otros más reconocibles.

Ivan Noble hace correr tinta en medio de metáforas futboleras, como autodefinirse un tipo de “mitad de tabla” o de “Nacional B”, y de cierta jerga suburbana, con pinceladas del oeste del Conurbano, tamizada por su paso por la Universidad de Buenos Aires, donde cursó Sociología y no le faltó tanto para tener el diploma.

También se intercala una triada de capítulos titulados “Fuera del área de cobertura” con transcripciones de accidentadas comunicaciones con su hijo Benito, con la madre de este niño, y también con su hermana, cuando el autor anda de gira por las rutas argentinas o a poco se salir a escena.

Sin la seria intención de una autobiografía, el libro convida una lectura amena  para meterse en el ejercicio memorioso de un músico y sus circunstancias.

Share Button