Share Button

Por Edgardo Solano

Este sangriento ataque de criollos contra extranjeros ocurrido en 1872, está plasmado en este libro de Juan Basterra a partir de un notable trabajo de investigación.

Juan Basterra en “Tata Dios”, editado por Bärenhaus rescata en formato de una novela histórica una matanza ritual que ocurrió en Tandil en 1872 y que estremeció a toda la  sociedad de entonces, en uno de los primeros hechos de estas características de la Argentina.

El autor parte de la historia real de esta trágico, mientras que reconstruye a través de la ficción aquellos datos que son casi imposible de obtener ante la distancia de lo acontecido y hace la debida aclaración del caso.

Lo narrado en “Tata Dios” tuvo su epicentro en la ciudad de Tandil, en el Interior de la Provincia de Buenos Aires, el Tandil, 1 de enero de 1872, durante la primera oleada inmigratoria de Europa a la Argentina.

En aquella calurosa jornada de Año Nuevo, un grupo de aproximadamente cincuenta gauchos, comandados por Jacinto Pérez, “San Jacinto” y adoctrinados por Gerónimo Solané, “Tata Dios” (autoproclamado sanador y profeta), irrumpen en el pueblo y sus alrededores al grito de “¡Viva la religión, mueran los gringos y masones!”.

Este grupo atacó por sorpresa a sus inminentes víctimas durante la celebración del Año Nuevo y dejando un saldo de 36 muertos, entre los que hubo vascos, españoles, británicos, italianos y algunos nacidos en la Argentina.

Según se reconstruyen en esta publicación, concretaron su ataque armados con sables, carabinas y lanzas caseras, para apuñalar y degollar sin piedad y con saña, incluso a niños y ancianos.

Desde un italiano organillero, el primer muerto en este ataque, a una familia entera de vascos, sufrieron el embate del filo de los facones.

Gerónimo Solané fue errante personaje, hijo de un francés, que en su sinuosa vida fue parte del Ejército, del que desertó luego, y también pasó un tiempo en la cárcel, mientras cobraba dimensión su leyenda.

Su llegada a Tandil, desde Azul, se debió  a que un hacendado le dio cobijo al confiar en los supuestos poderes de este particular “sanador” para que logre paliar las migrañas de su mujer.

En su rancho comenzó a gestar este ataque, que lo tuvo como autor intelectual, dejando la ejecución en manos de Jacinto Pérez. En los preparativos, fue convenciendo a su futura tropa, cuyos integrantes también pensaban en quedarse con los bienes de las futuras víctimas, mientras eran adoctrinados con alcohol a discreción.

Mientras que algunos alertaban que algo se estaba tramando, sus voces no fueron escuchadas, y de esta forma se impidió el más cruel ataque de criollos a extranjeros en la historia argentina.

Algunos de los asaltantes lograron huir y poco se supo de ellos. Mientras que los capturados tuvieron una suerte diversas, con penas que fueron desde el fusilamientos y estancias en la cárcel e incluso la absolución de culpa y cargo para otros.

Solané no llegó a toparse con la Justicia y fue asesinado dentro de su celda a los pocos días de ser detenido, por un anónimo que abrió fuego con su trabuco sobre él.

Este hecho llegó en un abrir y cerrar de ojos a las páginas de El Nacional, La Tribuna, La Prensa y La Nación. Estos periódicos dieron detalles sobre lo acontecido en la ciudad de la “Piedra Movediza” titulando el accionar de este grupo como “La matanza de Tandil: La masacre de Tata Dios”, como si tratara de la actuales placas rojas televisivas.

Con la misma premura, las noticias llegaron al gobierno provincial y Domingo Faustino Sarmiento, que ejercía la presidencia en aquellos días.

Este sangriento acto xenofobia,  que no había tenido precedentes y que tampoco tuvo otro hecho similar luego, se reconstruye con la notable investigación Juan Basterra, con el agregado de su propia pluma para culminar en un relato atrapante.

LEA TAMBIÉN: 

“25 noches de insomnio”, de Marcelo di Marco, un buen trazo de oscuridad y terror

El autor

Juan Basterra nació en La Plata, Buenos Aires, el 27 de junio de 1959 y es profesor en Biología. Su novela La cabeza de Ramírez fue seleccionada para la Antología bilingüe español-inglés 12 narradores argentinos 2015-2016, editada por el Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Publicó columnas en el suplemento La chaqueña, del diario Norte, de Resistencia, Chaco, y en la revista virtual Tardes amarillas. Vivió en París y Barcelona. Actualmente reside en Resistencia, Chaco.

Share Button