Share Button

Protagonizada por John Turturro y un elenco internacional, esta adaptación tiene ocho episodios que llegarán a America latina a través de la señal AMC.

La serie televisiva “El nombre de la Rosa”, basada en la novela de Umberto Eco que, hablada en inglés y protagonizada por John Turturro, se estrena en Italia y llegará a través de la cadena AMC a América latina y a otros países.

Esta adaptación tiene  ocho capítulos dirigidos por Giacomo Battiato y un elenco internacional donde además de Turturro, que interpreta al sagaz monje franciscano Guillermo de Baskerville, se suman el alemán Damian Hardung, el inglés Ruper Everett, el escocés James Cosmo y el italiano Francisco Bentivoglio, entre otros.

Como en la novela original y su versión cinematográfica de 1986, dirigida por Jean Jacques Anaud y protagonizada por Sean Connery, la serie sigue centrada en una aislada abadía de los Alpes en 1327, donde ocurren unos crímenes que inevitablemente tienen que ver con su gran biblioteca y el ingente patrimonio que conserva en su interior.

El protagonista deberá develar las razones de los asesinados, que los frailes pronto vinculan al Apocalipsis, mientras media en la disputa entre los enviados del Papa Juan XXII desde Aviñón y la orden franciscana, que promulgaba la herética pobreza apostólica.

La serie, inspirada en la novela de Umberto Eco que apareció en 1980 y vendió 55 millones de ejemplares en todo el mundo, fue rodada en los Estudios de Cinecittá y en localizaciones de la región de Abruzos y de Umbria.

LEA TAMBIÉN:

“Roma”, la infancia en blanco y negro de Alfonso Cuarón, ganadora en los Oscar

Con características propias de la novela gótica, la crónica medieval, la novela policiaca, el relato ideológico en clave, y la alegoría narrativa, “El nombre de la rosa” ofrece distintos puntos de interés, como una trama apasionante y plagada de golpes de efecto, que narra las actividades detectivescas de Guillermo de Baskerville para esclarecer los crímenes de una abadía benedictina; y la reconstrucción de una época especialmente conflictiva.

Además, se destaca el modo en que Umberto Eco, el teórico y el ensayista fallecido en 2016, construyó su primera novela, escrita por haber descubierto, en la edad madura “aquello” sobre lo cual no se puede teorizar, aquello que hay que narrar.

Share Button