Share Button

Se trata de «Hubo un tiempo que fue hermoso”, que hace un recorrido por la moda, la música y la juventud urbana durante dos décadas.

«Hubo un tiempo que fue hermoso” propone un recorrido por la moda, la música y la juventud urbana entre 1968 y 1988, a partir de instalaciones y piezas que dan cuenta de las influencias, los devenires sociales y políticos, y de la vitalidad cultural que trazaron esas décadas.

La muestra, que exhibe en el museo Casa Altos de Elorriaga, está inspirada en la primera estrofa de la famosa canción de Sui Generis «Canción para mi muerte», del disco «Vida» reúne imágenes y objetos, como un tocadiscos, zapatos, pañuelos, anteojos y discos, y acerca al público una instalación que lleva el título del «Perchero», un armario con la indumentaria del momento, que los visitantes pueden probar.

Estructurada en tres momentos, la propuesta comienza con el período 1968-1976, marcado por la influencia del movimiento del Mayo francés, el hipismo, el pacifismo, la militancia y el surgimiento de la violencia política, mientras que continúa por una segunda etapa, de 1976 a 1983, caracterizada por la represión de la dictadura cívico militar y la Guerra de Malvinas.

LEA TAMBIÉN:

Celebran los 50 años de “Malvenido Mr. Rockefeller”

Finalmente, el tercer momento del recorrido, que se extiende desde 1983 a 1988, se distingue por la recuperación de la Democracia, las expectativas puestas en la etapa y el surgimiento a la vida social y política de una de nueva generación.

«Hubo un tiempo que fue hermoso», que se puede ver hasta el 4 de noviembre, es iniciativa del Museo de la Ciudad y se exhibe en la sede Casa Altos de Elorriaga, ubicada en Defensa 187.

Visits: 72
Share Button