Share Button

Se trata de una semana de actividades gratuitas en varios espacios en torno a la obra del novelista, dramaturgo y filósofo francés.

«Albert Camus, un extranjero en Buenos Aires” da título a la semana de actividades gratuitas en torno a la obra del novelista, dramaturgo y filósofo francés ganador del Nobel 1957, que, a 70 años de su único viaje a Buenos Aires, se realizará del 12 al 17 de agosto en la Biblioteca Nacional, Villa Ocampo y el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba).

Lecturas, presentaciones, películas, mesas de diálogo, conferencias y una gran exposición sobre su vida darán forma a las actividades en a obras magistrales como “El extranjero” (1942), “La peste” (1947), “El malentendido” (1944) y “El mito de Sísifo” (1942), organizadas por las instituciones que funcionarán como sedes junto a Fundación Sur, la Embajada de Francia y Sucesión Camus.

La obra de Camus, traducida por Victoria Ocampo, Julio Cortázar y Aurora Bernárdez, circuló en Argentina desde la segunda mitad de la década del 40, gracias a las ediciones de la revista Sur.

En este marco, la Biblioteca Nacional expondrá un voluminoso material que contextualiza su relación con Argentina, como el manuscrito original de “La peste”, excepcional préstamo de la Biblioteca Nacional de Francia, primeras ediciones, libros dedicados, correspondencia, traducciones, revistas, adaptaciones, críticas y fotografías.

A esto se sumará la muestra ?Tres interpretaciones ilustradas de ‘El extranjero” en la Plaza del Lector Rayuela, avenida Las Heras 2505, donde los artistas Jacques Ferrandez, Julián Aron y José Múñoz proponen tres visiones del Meursault de Camus, protagonizando algunas escenas fundamentales de la primera parte de la novela.

LEA TAMBIÉN:

Lanzaron el Premio Futurock de Novela 2019

Albert Camus fue uno de los más destacados escritores del siglo XX. Ganador del Premio Nobel en 1957, escribió novelas magistrales como «El extranjero» (1942) o «La peste» (1947), referencias ineludibles de la literatura mundial, pero su obra trascendió los límites de la novelística: también fue dramaturgo, periodista y filósofo.

Su trabajo en la prensa tanto en Argelia como en Francia ?durante la ocupación nazi?, puso de manifiesto un compromiso político cabal y permanente. Sin embargo fue un intelectual de izquierdas incómodo: en plena Guerra Fría, cuestionó y denunció los crímenes del estalinismo y reflexionó negativamente sobre las revoluciones y el ideario comunista en «El hombre rebelde» (1951). De esta forma polemizó con Sartre y con gran parte del arco intelectual francés.

 

Visits: 154
Share Button