Share Button

Distintos autores, como Stephen King, John Grisham y David Baldacci, criticaron a la empresa de ventas on line y pidieron a poner fin a su disputa con la editorial Hachette sobre los precios de los e-books.

Stephen King

Stephen King, John Grisham David Baldacci, Michael Chabon, Nora Roberts, Donna Tartt y Scott Turow, entre otros casi mil escritores, criticaron las políticas aplicadas por la empresa de ventas online Amazon en una carta publicada en el diario The New York Times.

En el texto los escritores expresaron su contrariedad con el modo de conducirse de Amazon en su disputa por lograr precios más bajos para los e-books y pidieron a poner fin a su disputa con el grupo editorial Hachette sobre los precios de los libros.

«Ni los lectores ni los autores se ven beneficiados por el hecho de que los libros sean tomados como rehenes«, escribieron en la carta que critica que Amazon retenga o demore el envío de libros de Hachette.

«Pedimos a Amazon que resuelva esta disputa con Hachette sin hacer más daño a los autores y sin bloquear o demorar la venta de los libros a sus consumidores», señala la misiva, que circula desde julio a través de la organización The Authors Guild que milita por los derechos de autor.

Es que Amazon generó fuertes críticas por sus agresivas tácticas, como desalentar a los clientes de comprar libros de Hachette, se rehúsa a bajar el precio de esta editorial y demora en el envío de sus libros.

El mes anterior, el gigante de la distribución adjudicó la responsabilidad a Hachette, cuando aseguró que la editorial se opone a la política de bajos precios de los libros electrónicos.

Por su parte, los escritores que firmaron la carta destacan que Amazon va en contra de su propio compromiso de pensar en primera línea en los clientes.

«Como escritores, sentimos fuertemente que ningún vendedor deberí­a bloquear la venta de libros o disuadir a clientes de comprar los títulos que desean. No es justo que Amazon, como parte de sus represalias, perjudique a un grupo de autores que no tienen parte en la disputa», señalaron los escritores.

La compañía, según consignó la agencia de noticias DPA, respondió a las críticas publicando su propia carta abierta, en la que señala que la literatura debe tener precios más accesibles para poder competir con tantos otros medios.

«Los libros compiten con juegos móviles, televisores, películas, Facebook, blogs, portales de noticias en Internet y muchas otras cosas», asegura Amazon que apunta a que los precios bajos generan mayores ventas que los precios que rondan los 14,99 dólares.

De ese modo, destaca, los autores y las editoriales también se verían más beneficiados por precios más bajos. En la encarnizada disputa entre Hachette y Amazon, la editorial intenta no ceder ante los intentos de la compañía de ventas online por fijar un precio al por mayor de 9,99 dólares por libro.

Visits: 130
Share Button