Share Button

La obra, de Roma Mahieu y dirigida por Virginia Lombardo, en su tercera temporada vuelve a escena en una versión íntegramente femenina, erótica y violenta.

Juegos

Salió a escena la tercera temporada de “Juegos a la hora de la siesta”, la obra de Roma Mahieu y dirigida por Virgina Lombardo, que le corre el telón al espacio porteño Buenas Artes Social Club, ubicado en Guatemala 4484, todos los sábados a las 23 hasta el 1 de noviembre.

La puesta fue estrenada en el año 1976 y censurada dos años después por la dictadura militar por “mostrar técnicas propias de la subversión».

Virginia Lombardo, quien fue una de las integrantes de ese primer elenco, se reencuentra con esta historia para llevar a escena como directora a siete talentosas actrices en una versión íntegramente femenina, erótica y violenta, que va por su tercera temporada.

Siete nenas de entre 5 y 12 años, durante la década del 90, llegan al “sucu” (sucucho) después de almorzar, y mientras afuera los adultos descansan, adentro el mundo transcurre fatal. A través de sus juegos (a veces ficticios y otras no tanto) en los que se casan, compran, venden, juzgan, luchan, se divierten, sufren, discriminan, guerrean, se toquetean y se golpean, nos exponen sus realidades más personales.

El público se ve rodeado por estas energías impúberes, recuerda su propia infancia, sonríe con las ocurrencias, las canciones y se identifica con una o varias de las situaciones; y hasta quizás, se encuentra en alguno de los personajes.

“Juegos a la hora de la siesta” sumerge al espectador siendo “una más”, para luego ser golpeado por la realidad que invade lentamente el espacio escénico. La violencia, innata en el ser humano desde pequeño, estalla en el relato tornándolo insoportable.

El elenco de la obra, es un metafórico alegato en contra de la violencia, lo completan Erica Hardt, Romina Palermo, Daniela Santini, Cecilia García Moreno, Fiorella Camji, Cande Llona y Florencia Taboada

Visits: 17
Share Button