Share Button

Se trata de una obra que el jurado reconoció por la manera en que aborda “la inocencia salvaje, la atrocidad que se puede ver a veces en los niños”.

El español Andrés Barba se quedó con el XXXV Premio Herralde de novela con “República luminosa”, una obra que el jurado reconoció por la manera en que aborda “la inocencia salvaje, la atrocidad que se puede ver a veces en los niños”.

La obra de Barba detona “un elemento de angustia que se va apoderando del lector al ver cómo el narrador presenta a los niños protagonistas”, puntualizó además el jurado.

“República luminosa” parte de la aparición de 32 niños violentos de procedencia desconocida que trastocan la vida de San Cristóbal, una pequeña ciudad tropical encajonada entre la selva y un río.

LEA TAMBIÉN: 

Nona Fernández ganó el premio Sor Juana Inés de la Cruz

La novela nace “por un lado, de una traducción monumental que hice junto a mi mujer de los relatos completos de Joseph Conrad, con quien comparto una ciudad tropical, junto a un gran río y una selva enorme; y además, el documental polaco “Los niños de Leningradsky”, que narra la historia de unos niños que viven en la estación de tren Leningradsky”, explicó Barba a la prensa.

El jurado del premio estuvo formado por Gonzalo Pontón Gijón, Marta Sanz, Jesús Trueba, Juan Pablo Villalobos y la editora Silvia Sesé.

 

Share Button