Share Button

La obra que completa la trilogía junto con las anteriores puestas “En sincro” y “Vivo”, basada en el actor como instrumento y eje del teatro.

Marcelo Savignone estrena la obra “Ahora, Homenaje a la Comedia del Arte” en La Carpintería Teatro, ubicada en Jean Jaures 858, el domingo 29 de mayo y la puesta seguirá en cartel hasta el 31 de agosto.

“Ahora”, que también cuenta con la creación de  Alfredo Iriarte  en el armado del espectáculo, es la obra que completa la trilogía junto con las anteriores puestas “En sincro” y “Vivo”, trilogía basada en el actor como instrumento y eje del teatro. “Ahora”  lleva al juego inacabable de las posibilidades expresivas y creativas para generar historias a partir de lo que ocurre con el público en cada función.

Bajo la premisa de que el teatro no nos dice cómo hay que vivir, sino que nos habla de la manera en cómo vivimos, surge este nuevo trabajo de improvisación de Marcelo Savignone junto a Víctor Malagrino, como necesidad de hablar sobre nuestro presente a través de las legendarias y emblemáticas máscaras de la Comedia del Arte.

Los arquetipos van apareciendo para vivenciar una serie de anécdotas nacidas de refranes y frases que sugiere el público.

En escena, un actor que se convierte en la voz de muchos, en el dolor de otros tantos y es ahí cuando la risa se convierte en nuestra mejor venganza. Cada vez que el público ríe, el teatro ha ganado una batalla, la de iluminar lo que la sociedad mantiene en la oscuridad. La Comedia del Arte es un territorio cruel por su gran autenticidad y exacerbación del comportamiento humano.

En la Comedia del Arte todo el mundo es ingenuo y malicioso, el hambre, el amor, el dinero son lo que mueve a los personajes. Con gran rapidez, los personajes, llevados por su necedad se encuentran atrapados en sus propias intrigas. Este fenómeno llevado al extremo caracteriza la comedia humana y saca a la luz el fondo trágico que se esconde tras ella. Se pasa muy rápidamente de una situación a otra, de un estado a otro.

Los personajes navegan permanentemente entre dos polos contradictorios. Arlequín es a la vez ingenuo y malicioso; el Capitán es feroz y miedoso: el Doctor lo sabe todo y no es competente en nada; Pantaleón es un jefe de empresa con dominio de sí mismo, y al mismo tiempo totalmente loco bajo el influjo del amor. Esta dualidad, llevada al máximo, es de una extrema riqueza.

Share Button