Share Button

Ambos murales del enigmático artista callejero están dedicados a Jean-Michel Basquiat, un pionero del arte urbano.

Dos nuevos murales de Banksy, el enigmático artista callejero británico, irrumpieron las calles del centro de Londres y ambos trabajos están dedicados a Jean-Michel Basquiat, un pionero del arte urbano.

Estos dos nuevo trabajos fueron realizados a propósito de la exposición del artista estadounidense en el centro de arte Barbican de la capital británica. La muestra se realiza  treinta años después de la muerte del artista.

El mismo Banksy reconoció la autoría de estos dos murales en su cuenta de Instagram y en varios posteos se encargó de describir estas obras como su aporte extraoficial a la muestra dedicada al artista estadounidense, fallecido en 1988 a los 27 años por una presunta sobredosis. 

En uno de ellos, el artista callejero usa una de las obras icónicas de Basquiat (“Chico y perro junto a una boca de incendios”, de 1982) para representar al artista junto al texto: “Retrato de Basquiat, al que la policía metropolitana le está dando la bienvenida”. 

Mientras que el otro aparece una noria frente a la que hay una fila de personas para sacar entrada, junto al texto: “El gran espectáculo de Basquiat abre en el Barbican. Un lugar muy aplicado a la hora de limpiar cualquier graffiti de sus muros”.

Envuelto en un aura de misterio y cuya identidad es desconocida, Banksy recorrió, incluidos lugares en conflicto como Gaza, para emitir con sus creaciones contundentes mensajes que se trasformaron en iconos anticapitalistas y de sátira política y social. 

Sobre este artista, se cree que se trata de un treintañero de Bristol, alto, delgado y rubio, antiguo aprendiz de carnicero y cuyo nombre real podría ser Robert Banks.

 

Share Button