Share Button

El escritor vasco se que quedó con este galardón por “Patria”, una novela sobre la sociedad vasca y su relación con el terrorismo de la ETA.

El escritor vasco Fernando Aramburu se quedó con el Premio Nacional español de Narrativa 2017, por “Patria”, una novela sobre la sociedad vasca y su relación con el terrorismo de la ETA.

La publicación premiada es una “novela global” sobre “unos años convulsos en el País Vasco”, según el fallo del jurado para el premio que convoca el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

La novela también fue laureada “por la profundidad psicológica de los personajes, la tensión narrativa y la integración de los puntos de vista”.

“Patria”, de 648 páginas, ya vendió más de 500 mil ejemplares y va por su vigésimo primera edición, según datos de la editorial.

Con esta novela, el autor logró el Premio Francisco Umbral al Libro del Año además del Premio de la Crítica de Narrativa. Mientras que está en marcha el proyecto de hacer una serie de televisión basada en la obra.

A través de la historia de dos mujeres y de sus familias, la novela relata el impacto del terrorismo de ETA durante años en la sociedad y cómo afecta a los comportamientos de las personas.

Nacido en 1959 en San Sebastián, Fernando Aramburu es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Zaragoza y desde 1985 reside en Alemania, donde dio clases de español.

LEA TAMBIÉN: 

Se viene el XI Festival Cervantino de Azul

Es autor de “Años lentos” (2012) y “El trompetista del Utopía” (2003), entre otras obras. También de “Fuegos con limón” (1996), “Los ojos vacíos” (2000), “Bami sin sombra” (2005), “Viaje con Clara por Alemania” (2010), “La Gran Marivián” (2013), “Ávidas pretensiones” (2014) y “Las letras entornadas” (2015).

El galardonado publicó también varias colecciones de relatos como “Los peces de la amargura” (2006) sobre las víctimas de ETA, con la que obtuvo varios premios como el Dulce Chacón, el Vargas Llosa o el de la Real Academia.

Como poeta publicó varios poemarios bilingües, en español y vasco, entre ellos “Ave Sombra” (Itzal Hegazti, 1981) o “Bruma y conciencia” (Lambroa eta kontzientzia, 1993).

Share Button