Share Button

El músico falleció en su Nueva Orleans natal a los 89 años. Tuvo una enorme popularidad en los ’50 y se lo considera como el autor del primer rock de la historia.

Fats Domino, cantante, eximio pianista y uno de los pioneros del rock and roll, murió a los 89 años, en su Nueva Orleans natal, por causa naturales rodeado de familiares y amigos.

Este genial artista, con influencias de boogie-woogie, cuyo particular estilo sincopado fue retomado por los iniciadores del ska jamaiquino, ostenta el récord de ser el artista con más discos vendidos en los  ’50, solo por detrás de Elvis Presley.

Fats Domino se caracterizó por ofrecer una versión más relajada del rock and roll, en relación a la furia avasallante que desataban sus contemporáneos Chuck Berry y Little Richard.

Mientras los rockeros de entonces acaparaban las primeras planas y también sabían de algunos escándalos, este músico fue un cultor de bajo perfil. Incluso, no le apetecían las giras y llegó a rechazar presentarse la ceremonia del Salón de la Fama del Rock and Roll, en la que se lo consagró justicieramente como miembro.

Nacido en 1928 como Antoine Dominique Domino, el autor de clásicos como “Ain’t that a shame”, “I’m walking” y “Blueberry Hill” fue descubierto en 1948 mientras tocaba en un club de jazz por un ejecutivo  de Imperial Records, que lo contrató de inmediato.

Ya fichado por esta discográfica, lanzó en 1949 el tema “The fat man”, considerado por muchos estudiosos del género como el primer rock and roll de la historia. Este tema fue un furor y vendió alrededor de un millón de discos.

Aunque se estima que Fats Domino alcanzó un récord de 110 millones de discos vendidos, gran parte de esta cifra tiene su base en las décadas del ’50 y el ’60, mientras que su popularidad mermó en las décadas siguientes con la denominada “Invasión Britanica”, capitaneada por Los Beatles y los Rolling Stones.

Agiornando su estilo, el músico registró en 1968 un trabajo en el que hacía versiones de varios temas de The Beatles, entre ellos de “Everybody’s got something to hide except me and my monkey”, el cual fue públicamente elogiado por John Lennon, en una famosa entrevista realizada en 1971 para la revista Playboy.

Reivindicado por músicos de distintas generaciones de rockeros, Fats Domino casi no grabó nuevos discos en los años siguientes pero mantuvo su fama. Además, fue homenajeado con un Grammy por su trayectoria en 1987.

En 2005, cuando se produjo el famoso huracán Katrina en Nueva Orleans, su hija lo dio por desaparecido, sin embargo fue hallado gracias a una foto en un periódico en la que se lo veía siendo asistido por las autoridades.

Este incidente lo obligó a desplazarse de Nueva Orleans, la ciudad natal a la que amaba, y a la que eligió volver años más tarde para finalmente morir.

Visits: 262
Share Button