Share Button

Por Edgardo Solano

La publicación de Claudio Zeiger plantea un interesante recorrido por los formatos y personajes que coparon la pantalla chica en lo que va de la nueva centuria.

En “Unidos o Nominados. La Televisión Argentina en el Siglo XXI”, editado por Galerna, Claudio Zeiger, propone un lúdico recorrido por lo acontecido en la pantalla chica nacional desde los últimos días del Siglo XX y hasta buena parte de la nueva centuria.

El autor traza este camino con artículos que se fueron publicando desde marzo de 1999 y llegando a puerto en diciembre de 2015, focalizando su pluma en los distintos formatos televisivos en boga, en los mediáticos y paracaidistas que la caja boba tuvo la necesidad de recibir con los brazos abiertos, en nombres propios de mayor y menor  peso en esta historia y en algunas anécdotas televisivas y televisadas.

En estas “Crónicas, retratos, postales de la televisión argentina en el siglo XXI”, como los espectadores se transformaron también protagonistas a partir de la irrupción de algunos formatos televisivos, que además le servían a los canales para abaratar costos de producción.

“Televisión Abierta”, creado por Mariano Cohn y Gastón Duprat, devenidos en una exitosa dupla cinematográfica, que apreció en 1999 en América TV, con personas comunes y silvestres contando lo suyo a cámara, en uno de estos ejemplos.

El autor también rescata la aparición de Charly García en el ciclo, el único que no era un desconocido, que aprovechó para desquitarse contra Andrés Calamaro, en una pelea mediática que los tuvo como protagonistas.

En ese mismo plano aparece el Talk Show que condujo Lía Salgado, que supo ser un furor, y destacando la postura de la conductora, tomando partido por las partes en danza en cada programa.

También la aparición de “Gran Hermano”, nacido en Holanda como una experiencia inspirada en el libro “1984” de George Orwell, tiene su espacio en libro, en especial con las primeras ediciones, antes que el formato entre un desgaste y vaya perdiendo su interés, ya sin Soledad Silveyra llamando a los gritos a sus “valientes”.

En esto de la “gente” dentro de la televisión, también se desmenuzan en el libro los formatos de entretenimientos que premian el “saber”, como los conducidos por Gerardo Sofovich y Susana Giménez, entre otros tantos que supieron proliferar.

También ofrece una mirada sobre la “farandulización” de periodismo, citando como ejemplo los ciclos de Jorge Rial y como la política argentina tuvo como escenario a los programas de Marcelo Tinelli, con el Oso Arturo como protagonista central.

En las páginas de “Unidos o Nominados”, también se trata la homosexualidad en la televisión con sus respectivas salidas del closet, como el caso el Gastón Trezeguet, cuando estaba dentro de la casa de “GH”, y de Juan Castro, entre otros.

En este tema, se cita una frase de Carlos Jaúregui , quien fuera el primer presidente de la Comunidad Homosexual Argentina, que sostenía con lucidez  que los gays nacen en “territorio enemigo”, en referencia a sus propias familias, y que esta situación hostil es compatible con la televisión.

En el plano de la ficción televisiva, también Zeiger se mete con las ficciones de Pol-ka, que van desde el costumbrismo que abordó inicialmente la productora, con boxeadores, futbolistas, taxistas y colectiveros como protagonistas, hasta que Adrián Suar “se fue del barrio” en busca de otras temáticas, como con los periodistas de “Primicias”. También “Graduados” y mirada retro melancólica quedan bajo la lupa.

LEA TAMBIÉN: 

“50 Años Rock. 50 bandas argentinas fundamentales” completa su recorrido con el “Lado B”

El autor también realiza una semblanza de Ricardo Fort, luego de la muerte de este excéntrico personaje, un “niño rico” que se dio el gusto de ser artista y que a cinco años de su muerte sigue siendo recordado.

También aparecen en el libro distintos personajes, como Mirtha Legrand, Flor de la V, Marcelo Polino, Mario Pergolini y Silvia Süller, entre otros tantos de distinta calaña.

Incluso la antagonía entre los libros y la televisión es descripta en cómo deben ganarse su lugar los programas culturales, como los que viene remando contra viento y marea Osvaldo Quiroga.

“Unidos o Nominados” plantea una interesante mirada de la televisión argentina en el Siglo XXI, en tiempos en los que el medio da señales de un notorio agotamiento, mientras compite con otras propuestas que amenazan con ganarle la partida.

“Mientras avanza el siglo XXI, nuestra inquietud en torno de la televisión, la cultura de masas y las personas es finalmente de índole escrituraria, lectora, periodística. Nos seguimos preguntando: ¿Cómo hablar de la televisión? ¿Están saldadas las diferencias entre las miradas clásicas que se le dedicaron desde sus orígenes a mediados del siglo XX en adelante?”, dice el autor.

El autor

Claudio Zeiger nació en Buenos Aires en 1964. Actualmente es el editor de los suplementos Radar y Radar Libros del Diario Página 12.

Publicó cinco novelas: “Nombre de Guerra”  (1999; Destino, 2003), “Tres deseos” (Destinos 2002), “Adiós a la calle” (Emecé, 2006), “Redacciones perdidas” (Emecé, 2010) y “Los Inmortales” (2014), además del libro de ensayos “El Paraíso argentino” (Emecé, 2011).

Share Button