Share Button

El cantautor lanzó un álbum de siete canciones con una interesante fusión de estilos y con aires del Río de la Plata oxygen not included.

 “Hay un lugar” es el cuarto álbum de estudio del cancionista rioplatense Julián Oroz, el más reciente trabajo del compositor cuenta con siete canciones que reflexionan acerca de la soledad, el presente y el reencuentro con uno mismo germany plays download for free.

Continuando con su veta cancionista en una fusión de ritmos del Río de la Plata y de otros puntos de América latina, el álbum abre con la bonita composición que titula el álbum herunterladen. En “La luz de la luna” la percusión le da un aire cubano a la melodía.

“Febrero en Montevideo”, con el aporte de la voz de Inés Errendonea, habla de cantar “canciones de Jaime y de Jorge, aquellos maestros que marcaron nuestro norte”, en referencia a Roos y Drexler, mientras describe paisajes de capital uruguaya meditationsmusik zum herunterladen.

El disco continúa con “El pasado”, con gratos arreglos vocales, “Yo creo” y la romántica “Para bien o para mal” herunterladen.

Cierra con la pegadiza “El sabor de las peras”, en un álbum fresco, con bellas liricas y melodías que convida a una nueva escucha alle fotos bei icloud herunterladen.

 “La pandemia nos mostró, entre otras cosas, lo efímero de todo. La importancia del presente y de las cosas más sencillas why can't I download from netflix. Aprendimos a valorar el tiempo y el espacio. Añoramos lugares. Evocamos sitios de nuestra vida donde estuvimos. Y también tuvimos que buscar adentro lugares nuevos kinderlieder downloaden mp3. “Hay un lugar” habla de todo esto”, reflexiona el músico sobre este álbum.

El disco fue grabado entre finales de 2019 y finales de 2020 en el estudio Fábrica de Música, producido junto a Charly Valerio (con quien también realizó “Centellas” y “Ternura”) y trabajado con las pausas exigidas por el 2020 herunterladen.

Además de la guitarra y la voz de Juliá, “Hay un lugar” cuenta con la participación de Inés Errandonea, Nicolás Soares Netto, Victor Borgert, Juani Rashplash, Viviana Ghizzoni y Charly Valerio.

El arte de tapa estuvo a cargo de Herlo Ramone y la masterización fue hecha por Andrés Mayo.

Antes de este trabajo Julián Oroz ya había mostrado sus credenciales con “La Importancia” (2014), “Centellas” (2016) y “Ternura” (2018).

También presentó el espectáculo “La liebre y el caracol”, junto a Facundo Galli.

Share Button