Share Button

La obra, de Mariano Saba y con dirección de Andrés Binetti, presiona sobre la ironía de pensar el ser nacional como un vínculo entre el pasado y sus palabras.

Esto

“Esto también pasará”, con dramaturgia de Mariano Saba y dirección de Andrés Binetti, pisa las tablas del porteño Teatro del Pueblo, ubicado en la Avenida Roque Sáenz Peña 943, los jueves a las 21.

La obra, ganadora de la 3º edición del premio ARTEI a la producción de teatro independiente, presiona sobre la ironía de pensar la argentinidad como un vínculo entre el pasado y sus palabras, como una forma irrisoria de soñarse un futuro condenado siempre por el límite del silencio.

La puesta narra que, en un futuro lejano, Argentina se verá invadida por las aguas, sus tierras lamentarán calamidades y el tango -antiguo consuelo para una melancolía irredimible- deberá prohibirse dado el peligro de los brotes lacrimógenos.

Un gesto, un último gesto podrá insuflar esperanzas a la nación abatida: Córdoba será sacrificada, canjeada por un terruño infame en la nueva tierra prometida. La patria amputada, agujereada en el centro de su vientre, sueña nuevamente con desiertos salvadores: otro desierto para la nación.

Allí irán, entonces, en un futuro muy lejano, cuatro temerarios tripulantes, los últimos hombres en llegar a Marte, los primeros argentinos en explorar el territorio conquistado.

Dandy, Wolfiasky, Córdoba y Perdomo, obnubilados por las ansias de proezas, de reconocimiento épico. Pero la historia, como la lengua de la rana, es proáctil: llega hasta un punto y se enrolla sobre sí misma. Y el olvido sobreviene. Incomunicados, desesperados, deberán descubrir el sino que les aguarda: ¿qué esperanza puede nombrarse si hasta la lengua se olvida a sí misma?
El elenco lo completan  Mariela Asensio (La apariencia), Fernando Gonet (El dandy), Alejandro Lifschitz (El cordobés), Alfredo Martín (El capitán), Mariano Saba (Wolfiasky)

Share Button