Share Button

Un repaso por algunos momentos de la filmografía de esta genial actriz uruguaya que participó en más de 30 films y compuso personajes de antología.


Nacida como en Uruguay en en el seno de una familia aristocrática como Concepción Matilde Zorrilla de San Martín Muñoz y conocida popularmente como China Zorrilla, se estableció en Buenos Aires en Buenos Aires a principios de los ’70 y desarrolló una fructífera trayectoria artística en las dos márgenes del Plata.

Sus primeras películas, ya en Buenos Aires fueron “Un guapo del 900”, dirigida por Lautaro Murúa, y luego “La maffia”, de Leopoldo Torre Nilsson y con Alfredo Alcón en el elenco.

Su filmografía se completa con más de 30 películas en los que compuso personajes recordados y otros que se transformaron un objetos de culto, como su papel en “Esperando la carroza”, por ejemplo.

Esta actriz, muy querida por el público por su talento y por su trato amable y jocoso con la prensa, también tuco un largo recorrido en teatro y en televisión.

Algunos de los momentos de China en el cine

Esperando la carroza

Una de las mejores comedias de la historia del cine argentino que sigue acumulando seguidores y con una serie de escenas de antología. Dirigida por Santiago Doria, tuvo un elenco estelar y actuaciones brillantes.

Nunca estuve en Viena

Dirigida por Antonio Larreta, China se mete la piel de Doña Carlota en esta película que comienza sus aciones en 1910, cuando Buenos Aires prepara los festejos del Centenario de la independencia argentina

Besos en la frente

Basada en la obra teatral de Jacobo Langsner, “Una margarita llamada Mercedes”, que escribió para (y fue estrenada por) China. La versión cinematográfica de esta comedia romántica fue dirigida por Carlos Galettini.

Conversaciones con mamá

Bajo la lente de Santiago Carlos Oves, la película explora la relación entre una madre octogenaria y su hijo de unos cincuenta años, y con el ajuste económico de por medio.

Elsa y Fred

Dirigida por Marcos Carnevale, este film romántico narra la relación de dos ancianos y el mejor momento es cuando ambos se animan a revivir una escena de “La dolce vitta”.

Share Button