Share Button

Los derechos, en manos de los herederos del realizador italiano, fueron adquiridos por la productora AMBI Group. La escena de la Fontana di Trevi es una de las más famosas de la historia del cine.

La productora italiana AMBI Group adquirió recientemente los derechos de “La Dolce Vita”, el clásico de Federico Fellini, luego de acordar con la familia del fallecido director italiano, heredera de los derechos de sus films.

Andrea Lervolino y Monika Bacardi, presidentes de AMBI Group, financiarán y producirán un remake junto al productor italiano Daniele Di Lorenzo.

“A lo largo de estos años hemos recibido innumerables ofertas para realizar todo tipo de remakes, precuelas y secuelas”, aseguró Francesca Fellini, sobrina del director y una de las herederas de los derechos.

“Sabíamos que tendrían que llegar unos productores muy especiales, y darse unas circunstancias excepcionales, para motivar a la familia a acceder a vender los derechos”, acotó.

“La Dolce Vita”, de Federico Fellini, estrenada en 1960 es un clásico, no sólo del cine italiano, sino de la historia del séptimo arte, protagonizada por Marcello Mastroianni, Anita Ekberg, Anouk Aimée e Yvonne Furneaux.

El film recibió la Palma de Oro en el Festival de Cannes 1960, y ganó un Oscar a Mejor Vestuario, además de estar nominada en las categorías de mejor director, guión y dirección artística.

En la película, Marcello Rubini es un desencantado periodista romano, en busca de celebridades, que se mueve con insatisfacción por las fiestas nocturnas que celebra la burguesía de la época. Merodea por distintos lugares de Roma, siempre rodeado de todo tipo de personajes, especialmente de la élite de la sociedad italiana.

En una de sus salidas se entera de que Sylvia, una célebre diva del mundo del cine, llega a Roma, cree que ésta es una gran oportunidad para conseguir una gran noticia, y, en consecuencia, la perseguirá por las noches por diferentes lugares de la ciudad.

La película fue prohibida en varios países al momento de su estreno luego de que el periódico del Vaticano, L’Osservatore Romano, catalogara su contenido como obsceno, prohibición que se mantendría por varios años. Por ejemplo, no llegó a las salas en España hasta 1980, 20 años después de su estreno original en Cannes.

Una escena emblemática de la película transcurre en la Fontana di Trevi, en la capital italiana. La escena en la que la rubia y bella Anita Ekberg, vestida de negro, abre los brazos y exclama «Marcello», es una de las imágenes más famosas de la historia del cine.

Marcos Carnevale recreó aquella escena en la película «Elsa & Fred», con China Zorrilla y Manuel Alexandre como protagonistas.

Visits: 251
Share Button