Share Button

La obra se titula “155”, por el número con el que se conocía a este anarquista en la cárcel de Ushuaia, recorre desde su infancia a su muerte en México.

El historietista e ilustrador Agustín Comotto narra la vida de Simón Radowitzky en un cómic llamado simplemente “155”, publicado por Nórdica, por el número con el que se conocía a este anarquista en la cárcel de Ushuaia, en Tierra del Fuego, donde permaneció 22 años.

Allí fue confinado por el asesinato del coronel Ramón Lorenzo Falcón, quien había ordenado a las tropas de infantería y caballería la represión de una manifestación, el 1 de mayo de 1909, en la Plaza Lorea de Buenos Aires, que dejó ocho muertos y más de cuarenta heridos.

A Radowitzky lo salvó de la pena de muerte su partida de nacimiento, presentada por un tío suyo, en la que se demostraba que era menor de edad.

La historia comienza en la cárcel, pero este es solo un capítulo más de su desdichada historia. Mediante el uso de flashbacks,  el relato va a la infancia de Radowitzky, en Ucrania, cuando los cosacos acosaban a los judíos, como lo era su familia, con la aquiescencia del Zar.

Sobrevive a los progromos, y empieza a trabajar desde que era un niño en diferentes oficios, y en las fábricas empieza a tomar contacto con la ideología anarquista y vive su primera historia de amor.

Tras su salida de la cárcel, bajo la condición de que dejara Argentina, llegó a España, donde luchó en el bando republicano durante la Guerra Civil. Murió en México, donde trabajó en una fábrica de juguetes, a los sesenta y cinco años.

Agustín Comotto nació en Buenos Aires en 1968. Aprendió a dibujar cómics de la mano de Alberto Breccia y Leopoldo Durañona, publicando para diversos medios en Argentina y en Estados Unidos. Desde los 90 se dedica exclusivamente al campo de la ilustración como ilustrador y autor. Tiene libros publicados en México, Venezuela, Argentina, España, Corea e Italia.

En el 2000 recibe el premio “A la orilla del Viento” de la editorial Fondo de Cultura Económica y en el 2001 la mención White Raven por el álbum Siete millones de Escarabajos del cual es autor e ilustrador. Desde el año 1999 vive en Corbera de Llobregat, pueblo cerca de Barcelona.

Agustín Comotto ilustró en Nórdica “La muerte de Iván Ilich”, “Veinte mil leguas de viaje submarino”, “La maravillosa historia de Peter Schlemihl”  y “La caída de la casa Usher”.

Share Button