Share Button

La muestra recupera a los afiches de los films que escribió el escritor paraguayo durante su estancia en Buenos Aires y también se exhibirán estas producciones.

“Augusto Roa Bastos. El supremo guionista”, la muestra que recupera a los afiches de las películas que escribió el escritor paraguayo durante su estancia en Buenos Aires se podrá visitar en la Biblioteca Nacional, y durante este mes también se exhibirán las películas.

Augusto Roa Bastos vivió un largo exilio de 43 años. En 1947 llegó a Buenos Aires y, luego de diversos trabajos (mozo en un hotel alojamiento, corrector de pruebas en un diario matutino, limpiador de vidrios, empleado en una compañía de seguros), encontró una posibilidad de ganarse la vida como guionista de cine, una profesión cercana a su gran pasión: la literatura.

Durante los 29 años que vivió en Buenos Aires, antes de ser nuevamente exiliado por la dictadura de Jorge Rafael Videla, trabajó en trece películas junto a grandes directores del cine nacional como Armando Bó, Lautaro Murúa, Lucas Demare y Marcos Madanes.

En la muestra se exhibirán los afiches de trece películas en las que participó Roa Bastos. La exposición recorre la trayectoria del autor como guionista desde su primer guión fílmico,

El 13 de mayo, a las 17, se proyectará “El portón de los sueños” (1998), dirigida por Hugo Gamarra Etcheverry, en el auditorio David Viñas, del Museo del libro y de la lengua, en la que el propio Roa Bastos narra su retorno definitivo a Iturbe, el pueblo de su infancia.

Mientras que el sábado 20, se proyectará “El trueno entre las hojas” (1958), dirigida por Armando Bó, protagonizada por Isabel “Coca” Sarli, también escrita por Roa Bastos.

Finalmente, el 27 de mayo, se exhibirá “Alias Gardelito” (1961), dirigida por Lautaro Murúa, y será presentada por Patricio Fontana, investigador del CONICET.

El Museo del libro y de la lengua está ubicado en la Avenida Las Heras 2555, de la Ciudad de Buenos Aires.

LEA TAMBIÉN: 

Por los 100 años del natalicio de Roa Bastos, una edición especial de “Yo el Supremo”

Roa Bastos tuvo que abandonar su país en 1947 y se exilió en la Argentina y luego en Francia, hasta que regresó a Paraguay en 1996, siete años después del fin de la dictadura de Alfredo Stroessner.

Fue un novelista, cuentista y guionista paraguayo, considerado como la pluma más importante de su país y uno de los más destacados en la literatura latinoamericana. Ganó el Premio Cervantes en 1989 y sus obras han sido traducidas a, por lo menos, veinticinco idiomas.

Roa Bastos falleció en la capital paraguaya el 26 de abril de 2005.

 

Share Button