Share Button

La escritora francesa se quedó con este galardón al que optaban 35 candidaturas procedentes de veintiún países.

La escritora francesa Frédérique Audoin-Rouzeau, conocida por su seudónimo Fred Vargas, resultó ganadora del Premio Princesa de Asturias de las Letras 2018 por una narrativa que “combina la intriga, la acción y la reflexión con un ritmo que recuerda la musicalidad característica de la buena prosa en francés”, anunció  el jurado.

Con su distinción, que se impuso a unas 35 candidaturas procedentes de todo el mundo, una mujer vuelve al centro de la escena de este galardón después de 10 ediciones en las que sólo fueron reconocidos escritores varones, como Adam Zagajewski en 2017;, Richard Ford en 2016, Leonardo Padura en 2015 o Philip Roth, fallecido el ultimo martes, en el año 2012.

Formada como arqueóloga e historiadora, Audoin-Rouzeu reúne dos facetas: por un lado es autora de varios ensayos científicos con su nombre y por el otro, bajo su seudónimo Fred Vargas, y es considerada una de las plumas más destacadas de la novela negra europea, con más de una veintena de novelas publicadas.

Para el jurado de esta edición -integrado por más de una docena de escritores y especialistas, como Leonardo Padura, Juan Villoro y Xosé Ballesteros Rey- la escritora “encarna la revitalización de un género, la novela de intriga, al que ha sumado, brillantemente, novedosas piezas, atmósferas y espacios hasta componer una obra de proyección universal”.

Con el nombre de Fred Vargas, seudónimo que eligió en homenaje a María Vargas, el personaje de Ava Gardner en “La condesa descalza“, publicó “Cuando sale la reclusa”, “El ejército furioso”, “Tiempos de hielo”, “Un lugar incierto”, “La tercera virgen” y “Los tres evangelistas”, muchas de ellas protagonizadas por el comisario Jean-Baptiste Adamsberg.

Este Premio Princesa de Asturias de las Letras, dotado con 50 mil euros y la reproducción de una escultura diseñada por Joan Miró.

Share Button