Share Button

El escritor estadounidense muestra en sus páginas a sectores marginados y pobres y, a menudo, a pequeños delincuentes como el que él mismo fue en su juventud.

 

Richard Ford, de gran popularidad por su corrosivo retrato de la sociedad estadounidense que plasmó en «El día de la independencia» y «Acción de Gracias», fue galardonado con el Premio Princesa de Asturias de las Letras 2016.

Nacido en 1944 en Jackson, estado de Misisipi, es el único escritor que consiguió el premio Pulitzer y el Faulkner por la misma obra, «El día de la independencia» (1995), en tanto que ahora se lleva el Princesa de Asturias de las Letras luego de que en 2012 lo obtuviera su compatriota Philip Roth.

En su retrato desolado paraje rural poco conocido de Estados Unidos y marcada por el paro y el desencanto, Ford muestra a sectores marginados y pobres y, a menudo, a pequeños delincuentes como el que él mismo fue en su juventud.

Hijo de un comerciante y de una campesina, Ford quedó huérfano de padre desde los 16 años, por lo que tuvo que trabajar como fogonero en el Ferrocarril Misuri Pacífico en Little Rock. Era disléxico y no muy buen estudiante, por lo que tuvo que trabajar más duro que los demás.

Pese a todo logró ingresar en la Universidad de Michigan para estudiar administración hotelera, aunque un año después se cambió a Literatura.

Vaya paradoja, Ford no había leído prácticamente nada hasta los 18 años pero después se enamoró de la literatura y, ya decidido a convertirse en narrador, hizo una maestría de escritura creativa en la Universidad de California, Irvine, que terminó en 1970.

Seis años más tarde salió su primera novela, «Un trozo de mi corazón», que trata sobre dos perdedores desarraigados cuyos caminos se cruzan en una isla del río Misisipi; en 1981 le siguió «La última oportunidad».

Apasionado al boxeo, también se empleó como periodista deportivo hasta que su medio cerró y lo rechazaron en la revista Sports Ilustrated, por lo que decidió retornar a la ficción y entonces fue que nació su personaje más conocido, Frank Bascome, protagonista de varias de sus novelas.

Una de ellas es «El periodista deportivo», publicada en 1986 y centrada en un escritor fracasado convertido en periodista deportivo que sufre una crisis espiritual debido a la muerte de su hijo

La segunda novela de la serie, «El día de la independencia«(1995) obtuvo tanto el Premio Pulitzer como el Faulkner. La tercera es «Acción de Gracias» (2006) y luego llegaron las cuatro nouvelles de «Let Me Be Frank With You» (2014), que tienen el mismo protagonista.

El premio, que en 2015 fue para el cubano Leonardo Padura, está dotado con 50.000 euros y la reproducción de una escultura diseñada por Joan Miró.

Visits: 68
Share Button