Share Button

En el libro se compilan escritos del fallecido autor uruguayo, con temáticas como el amor, la religión, los olvidados y la amistad.

La compilación de varios textos cortos de Eduardo Galeano, donde el escritor recorre temáticas como el amor, la religión, los olvidados y la amistad, se reúnen en “Amares”.

El libro de ediciones Siglo Veintiuno reúne varios textos del autor a modo de antología en los que siempre vuelve sobre los temas que lo preocupan como ser el significado del amor condensado en un beso, la preocupación por los pueblos olvidados víctimas del sistema imperialista y hasta los mandatos religiosos que imperan en las sociedades contemporáneas.

El fallecido autor uruguayo, como en buena parte de su obra, se refiere al sometimiento de los pueblos y las distintas dictaduras militares que se impusieron en América latina.

Con el humor que lo caracteriza, Galeano define en una suerte de diccionario del Nuevo Orden Mundial términos que aún hoy tienen vigencia como ser el de deuda externa: “compromiso que cada latinoamericano contrae al nacer, por la módica suma de 2000 dólares, para financiar el garrote con que será golpeado”.

“Hemos sido hechos de luz, además de carbono y oxígeno y mierda y muerte y otras cosas, y al fin y al cabo estamos aquí desde que la belleza del universo necesitó que alguien la viera”, escribe Galeano.

Las historias de “Amares”, tiernas, reveladoras, personales y universales a la vez, hacen justicia a la belleza que Galeano se empeñaba en encontrar en el mundo.

LEA TAMBIÉN:

El legado de Alejandra Pizarnik quedó en las Caja de las Letras

Eduardo Galeano falleció el 13 de abril de 2015, en Montevideo a los 74 años y fue sin duda uno de los cronistas de trayectoria más incisiva, inteligente y creadora de América Latina.

Su producción, traducida a más de veinte lenguas, es una perpetua y polémica interpretación de la realidad del continente.

Fue autor de célebres libros como “Las venas abiertas de América Latina”, “Memoria del fuego”, y “Días y noches de amor y de guerra”, que fueron traducidos a veinte idiomas, y por los que fue distinguido en Suecia, Argentina y el resto de América.

Share Button