Share Button

El documental de Margarita Hernández sigue la ruta del rosarino en 1965, cuando desapareció del escenario mundial y antes de partir de Bolivia.

Un documental retrata la vida clandestina del «Che» Guevara en África y Europa, mientras sus seguidores creían que se encontraba luchando, según un documental presentado en el Festival Internacional de Cine de Panamá.

En el documental «Ché, memorias de un año secreto» la cubano-brasileña Margarita Hernández, muestra la ruta que siguió el revolucionario rosarino desde su desaparición pública en 1965, cuando era ministro de Industria.

Diciembre de 1965. Auge de la Guerra Fría. El comandante Ernesto Che Guevara desaparece del escenario público mundial. Bajo identidad falsa y con el rostro transformado, burla la vigilancia de la CIA y la curiosidad de la KGB.

Después del fracaso de una guerrilla que intenta implantar en el Congo, permanece escondido en Praga por varios meses hasta volver clandestino a Cuba para entrenar a la tropa que lo acompañará a Bolivia.

Los tres ex agentes de los Servicios de Inteligencia Cubanos que lo acompañaron en este trayecto, nos revelan por primera vez los detalles de la operación.

Según esta producción, oficialmente La Habana hizo creer que se encontraba en alguna guerra contra el imperialismo, de todos modos Guevara pasó un año en Dar es Salam (Tanzania) y en Praga, capital de República Checa, antigua Checoslovaquia.

En el Congo encabezó un grupo rebelde con la misión fallida de exportar la revolución cubana a ese país africano.

En ese país africano vivió de forma secreta en la embajada cubana en Dar es Salam, según este documental, basado en testimonios de ex militares y ex agentes del servicio secreto cubano encargados de protegerlo.

LEA TAMBIÉN:

La vida de Tania, compañera del Che Guevara en Bolivia, en un documental

Posteriormente fue enviado a Praga, donde permaneció bajo la falsa identidad de Ramón Benítez, de nacionalidad uruguaya.

«Nadie sabía dónde estaba el Che, si en Cuba o fuera de Cuba», relata en el documental uno de los agentes cubanos.

Algunos testimonios cuentan que en Praga se interesó por Los Beatles y el espía británico de ficción James Bond y tuvo una amante.

El Che regresó en 1966 de forma anónima a Cuba, por sugerencia de Fidel Castro. Calvo, con prótesis, gafas, corbata y sombrero, baja por la escalerilla del avión en La Habana, donde preparará a los guerrilleros con quienes partirá a Bolivia.

Debido a su imagen cambiada, ninguno de los militares que empezaron los entrenamientos lo identificó, hasta que le escucharon su acento argentino.

Pocos meses después, el 9 de octubre de 1967, Ernesto “Che” Guevara, con 39 años, murió a manos del ejército boliviano.

 

Visits: 199
Share Button