Share Button

Por Edgardo Solano

En un formato de triple CD, en esta obra se versionan en clave folklórica una selección de temas del ex líder de Almendra a través de 63 músicos de distintos géneros.

Luis

En el CD triple “Raíz Spinetta” se aglutinan una nutrida cantidad de composiciones clásicas y otras menos conocidas del rico y extenso cancionero de Luis Alberto Spinetta versionados en clave folklórica por 63 músicos, que van desde viejos compañeros de ruta del Flaco a una larga lista de exponentes del folklore argentino.

Lo recaudado por la venta de esta publicación será destinado a la Fundación Huesped, una institución que trabaja en áreas de salud pública desde una perspectiva de los Derechos Humanos centrada en VIH/SIDA, enfermedades transmisibles y salud sexual y reproductiva.

La edición  incluye tres dibujos originales del homenajeado y se desarrolló bajo la dirección general y artística de Néstor Díaz y Mauro Torres.

No es sencillo escuchar las canciones de Flaco sin su voz, sus arreglos y su estilo, más allá de que las versiones que aparecen en “Raiz Spinetta” estén logradas y que no se encuentre ningún bache profundo en lo interpretativo en la multitud de temas que comprenden este triple CD.  De todos modos, el nivel de las versiones es dispar y un sólo grupo de ellas llega a tocar algún pico elevado.

Quizá los más fieles seguidores de la obra de Spinetta, requieran de un par de escuchadas de este CD por partida triple para poder desprenderse de la versión original de esas canciones y poder apreciar aquellos temas que fueron llevados armónicamente a otro lenguaje y a otras sonoridades, en algunos casos muy distintas a como fueron grabadas por primera vez.

A pesar de la influencia de Los Beatles que marcó su juventud, la música de Spinetta es argentina, aunque sin caer en lugares comunes o tener que pegarle de puntín a los tópicos de la argentinidad. Sin haber hecho ni tango ni folklore, en su música y en sus líricas hay guiños sutiles a esos géneros.

Varios compañeros de escena de Spinetta dan el presente en este bella obra, como Machi Rufino (ex bajista de Invisible) que versionó a “Enero del último día” de Jade, en la que luce su hermosa voz, no tan conocida como su faceta de instrumentista.

También Rodolfo García, otrora baterista de Almendra, se animó a revivir a “Campos verdes”, incluido en el primer simple de la banda y que tubo también al baterista en la primera voz en la grabación original de un lejano 1968. Mientras que León Gieco le dio un aire de candombe, con la colaboración fundamental del uruguayo Alejandro Balbis, a “Todas las hojas son del viento”.

El timbre spinetteano del rosarino Rubén Goldín brilla en “Todos estos años de gente” y su coterráneo Juan Carlos Baglietto le da su toque de baguala a “En alguna playa de animus”, del repertorio de Invisible. Los ex Jade Leo Sajatovich y Juan de Barrio despolvan a “Vida siempre” y “Dale gracias” respectivamente y acompañados de respectivos hijos para darle sonido con aires folklóricos al jazz rock de aquella banda.

En un punto más alto se encuentra en la sutil voz de Grace Cosceri con su versión de “Asilo en tu corazón” del “La, la, la”, de Spinetta-Páez. También en “Laura va”, con aires de zamba, por Mavi Díaz y las Folkies mantiene el nivel elevado, al igual que la interpretación de Sandra Mihanovich de “Durazno sangrando”

Entre los músicos que provienen del folklore, Bruno Arias le da un importa de su Jujuy natal a “Bajan” una de las gemas de Artuad, en una sintonía similar con aires del norte argentino Ángela Irene aborda a “Crisantemo”y la entrerriana Liliana Herrero versiona a “Bagualerita”.

También se destacan la interpretación de La Bruja Salguero de “Pequeño ángel” con unos sutiles arreglos de cuerdas, Laura Ros con una sentida versión de “Madreselva”, de “Pescado 2” y la perla que otorga Beatriz Pichi Malen al interpretar “Por” en mapuche.

También dejan su sello virtuosos instrumentistas de diversos géneros, edades y orígenes como la armónica Franco Luciani (La miel en tu ventana), los aerófonos de Jorge Cumbo (Ella también), la flauta traversa del Mono Insaurralde (El anillo del Capitán Beto), el piano de Lito Vitale (Jade) y el bandoneón de Rodolfo Mederos (Para Valen) para cerrar la obra.

“Raiz Spinetta”, disponible desde hace unas semanas en las bateas, es una obra respetuosa a través de un viaje a otros ritmos, a los que el Flaco sólo rozó en algunas canciones, que demuestran que su música rompió las fronteras del rock e influnció también a los exponentes del folklore.

 

 

Share Button