Share Button

Por Edgardo Solano

Esta big-band de ritmos latinos, que lidera el ex cantante de Las Sabrosas Zarigüeyas, acaba de lanzar su segundo disco y lo presentan en sociedad en La Trastienda Club.

Matías Conte, la voz líder de La Descarga, quedó encandilado con los ritmos salseros y caribeños mucho antes de haber estado al frente de Las Sabrosas Zarigüeyas, el grupo que fue furor en los años ’90 y tuvo en su adolescencia un encuentro clave con estos sonidos que lo marcaron musicalmente.

“Fue medio extraño, mi viejo me llevó a ver al Fontova y al Negro Rada y quedé fascinando con esa diferencia de sonidos que nunca había escuchado, porque en las bandas de rock es siempre la guitarra distorsionada y el sintetizador y acá escuchaba al timbal y a la conga y el bajo tiene otro tumbao. Encontré otro mundo y me apasioné”, le comenta el cantante a Crónicas y versiones sobre aquel rito iniciático con los ritmos latinos.

“Era fan de las orquestas, escuchaba ese sonido y paraba la oreja. Nunca pude despegarme de lo latino, debe haber alguna vinculación ancestral en mi árbol genealógico”, acota el músico.

En esta clave de ritmos, Matías Conde es la voz líder de La Descarga, una big-band latina de 14 músicos, que bucea en varios géneros como la salsa, el mambo y el latin jazz, con fuerza y espíritu contundentes entregando un show contagioso e hipnótico para todo tipo de público.

La banda comenzó como cuartero y luego fue sumando integrantes, hasta completar el número actual. En sus primeros días arrancaron haciendo covers para ir “probando el sonido”, hasta que le dieron forma a un repertorio de canciones originales. “El público rápidamente se fue identificando con nuestras canciones, no nos pedían covers. No tuvimos un solo fracaso con nuestros temas, algunos los dejamos de hacer porque no nos gustaban más a nosotros”, afirma.

En 2012, editaron “Jazz Mambo”, su primer opus, en el que además de registrar sus primeras composiciones, reversionaron artistas clásicos del género como Pérez Prado y Tito Puente. A partir de ese momento, pisaron los grandes escenarios de Buenos Aires, convirtiéndose en uno de los mayores exponentes del género.

La banda acaba de lanzar “Más mambo que nunca”, su segundo álbum, y lo van a presentar en sociedad el viernes 26 de junio en La Trastienda Club, ubicada en Balcarce 460, en el porteño barrio de San Telmo. Este disco está enteramente conformado por temas propios que generan un sonido único y personal.

“En este nuevo disco hay más formato de canción y las letras tienen más contenido. A todos nos molesta lo que pasa, vemos lo que pasa en el Conurbano y vemos a los pibes en la calle, encontramos la forma de contar lo que nos pasa con la música que hacemos”, sostiene.

Conte asegura que la escena del música latina no se acrecentó desde que estaba al frente de Las Sabrosas Zarigüellas en los ’90. Aquella banda, con algunos hits como “El muerto de se fue de rumba”, fue un éxito y sus temas estabn en la alta rotación de las de FM y de los canales de videos. “Fuimos precursores de la música latina, aunque hoy no volvería a cantar ‘caballero, cabellero’ ni por un montos de guita”, admite.

“De todos modos nosotros no inventamos nada, la etapa dorada de esas orquestas fue entre los ’40 y los ’70. En ese tiempo había bandas en vivo para bailar”, explica.

A pesar de haber quedado obviado con el sonido de los ritmos latinos, a Conde es música terminó de conquistarlo por líricas. “No compre la salsa por el baile, la compré por el contenido, por sus letras. Para mi en esto en número uno es Rubén Blades y también me gusta mucho lo que hace René de Calle 13, ojalá tuviese la facilidad de ellos para componer”, comenta este cantante que compartió tablas con Gloria Estefan, Elvis Crespo, Ketama y Los Auténticos Decadentes.

Al margen de estos músicos, también admira las composiciones como Juan Manuel Serrat, Joaquín Sabina y Silvio Rodríguez. “Yo a ellos los leo, no los escucho, por ejemplo Silvio me abrió un montón la cabeza. Hago zaping en la radio y me doy cuenta que todas las radios son para pendejos, por eso escucho unos tangos en la 2 X 4 y a veces se me pianta un lagrimón por la sensibilidad y la humildad que tenian esos tipos”, cierra.

La Descarga son:

Matías Conte: líder y voz.
Gustavo “Tano” Martelli: director musical, cantante y bongosero.
Maxi García: timbalero.
Sebastián Fucci: piano.
Nacho Álvarez: congas.
Pablo Mosteiri: saxo barítono.
Nelson Gesualdi: trombón.
Luca Ferrelli: trombón.
Fernando Pepino Padilla: trompeta.
Cristian Látigo Díaz: trompeta.
Nahuel Aschei: trompetas.
Matías Méndez: bajo.
Bruno Lo Bianco: vibráfono.
Lucas Tortorici: maracas, güiro.

Share Button