Share Button

La obra, con dramaturgia y dirección de Claudio Tolcachir, vuelve a pisar las tablas en la sala Pablo Picasso del Paseo la Plaza luego de realizar 1700 funciones.


“La omisión de la familia Coleman”, una apuesta con dramaturgia y dirección de Claudio Tolcachir, vuelve a salir a escena de viernes a domingos, a partir del 33 de abril, y celebrar la duodécima temporada de actividad teatral ininterrumpida, en la sala Pablo Picasso del Paseo la Plaza, ubicada en Corrientes 1660, en el Centro porteño.

La obra furor del off, que es aplaudida por los más diversos públicos, cuenta con 1700 funciones brindadas, fue vista por 241.920 espectadores, lleva realizadas 305 funciones en el exterior y participó en 50 festivales internacionales visitando 22 países.

Una familia viviendo al límite de la disolución, una disolución evidente pero secreta; conviviendo en una casa que los contiene y los encierra, construyendo espacios personales dentro de los espacios compartidos, cada vez más complejos de conciliar.

Una convivencia imposible transitada desde el absurdo devenir de lo cotidiano, donde lo violento se instala como natural y lo patético se ignora por compartido.

“La omisión de la familia Coleman es mucho más de lo hubiéramos podido imaginar en cuanto a resultados. La cantidad de viajes, la posibilidad de vivir de nuestra vocación, conociendo el mundo y recibiendo tanto reconocimiento es una alegría que nunca se nos naturaliza y nos sigue sorprendiendo. Pero lo que más me enorgullece es haber podido, como equipo, compartir esta convivencia con alegría. Deseamos que mucha gente conozca nuestro trabajo. Lo que nunca termina es nuestro deseo de seguir juntos” asegura el director de la puesta.

El elenco lo completan Cristina Maresca (Abuela), Miriam Odorico (Memé), Inda Lavalle (Verónica), Fernando Sala (Marito), Tamara Kiper (Gabi), Diego Faturos (Damián), Gonzalo Ruiz (Hernán) y Jorge Castaño (Médico).

Share Button