Share Button

A modo de homenaje al autor, se inauguró este espacio que funcionará como un “escritorio abierto” y que será sede del ciclo “Palabra viva”.

La Biblioteca del Congreso de la Nación inauguró el Bar Piglia, un sitio en homenaje al escritor fallecido el pasado 6 de enero, que funcionará como un “escritorio abierto”.

Este espacio también funciona, café de por medio, como un lugar de intercambio de ideas y un catalizador de la diversidad literaria a partir del ciclo “Palabra viva”, coordinado por la escritora María Moreno.

Este espacio, ubicado sobre Adolfo Alsina al 1835, está ambientado con un mural de Rep y unas vitrinas con las obras del autor de “Respiración artificial”. 

Ricardo Piglia falleció a los 75 años a causa de las complicaciones derivadas de la esclerosis lateral amiotrófica que sufría desde hacía un par de años.

Esta figura clave para comprender la literatura argentina y latinoamericana contemporánea había nacido en Adrogué en 1941, aunque años después se traslado junto a su familia a Mar del Plata.

Nombre clave para comprender la literatura argentina contemporánea, Piglia escribió las novelas “Respiración artificial”, “La ciudad ausente”, “Plata quemada”, “Blanco nocturno” y “El camino de Ida”; los cuentos de “Nombre falso”, “La invasión” y “Prisión perpetua“; y los ensayos “Formas breves”, “Crítica y ficción”, “El último lector”, “Antología personal”, “La forma inicial” y “Las tres vanguardias”.

Share Button