Share Button

El libro que narra la biografía definitiva del el controvertido y genial cineasta y los hechos que lo marcaron y de las polémicas que lo acorralaron.

La editorial Malpaso reedita “Memorias”, el libro que narra la biografía definitiva de Roman Polanski, el controvertido y genial cineasta, con la tragedia y la polémica como ejes de su vida.

A principios de los 80, el cineasta escribió unas memorias prematuras que ahora, treinta años después, decidió completar y matizarlas desde una perspectiva mucho más madura. 

En estas “Memorias”, Polanski habla de la vida y de su vida, de los hechos que lo marcaron y de las polémicas que lo acorralaron.

“Solo puedo decir que lo que sea que mi trabajo y mi vida hayan sido, no envidio a nadie, y esta es mi mayor satisfacción”, dice el director.

Nacido en París en 1933 en el seno de una familia polaca de judíos no practicantes, a los tres años regresó a Cracovia con sus padres. Roman Polanski es uno de los cineastas más importantes del Siglo XX y uno de los más grandes vivos. Superviviente del Holocausto judío, fue estudiante en la famosa escuela de cine de Lodz.

Se enamora de la actriz Barbara Kwiatkowska-Lass, de 19 años, y se casa con ella en 1959. Tres años después se divorcian a petición de la intérprete polaca, que se había enamorado de otro hombre.

Luego llegó a su vida Sharon Tate, la modelo y actriz estadounidense que protagonizó “El baile de los vampiros” (1967), su cuarto largometraje, y se casaron en Londres el 20 de enero de 1968.

La madrugada del caluroso 9 de agosto de 1969 la rubia actriz murió asesinada junto a otras cuatro personas en su mansión de Beverly Hills por la sádica banda de Charles Manson. 

LEA TAMBIÉN: 

Editan los poemas inéditos de Johnny Cash

Un apartado que merece especial atención en la carrera de Polanski es el que hace mención a la supuesta violación de Samantha Geimer. El director se refiere a ella en el libro como Sandra, una chica de 13 años a la que realizó dos reportajes fotográficos a petición de la revista Vogue. La supuesta violación fue definida por Polanski como un “momento de irreflexiva lujuria”.   Al día siguiente, el 11 de marzo de 1977, fue detenido por violación.

La justicia de Estados Unidos aún reclama su extradición y el director estuvo 42 días en la cárcel y huyó de Estados Unidos cuando supo que el magistrado Laurence J. Rittenband no cumpliría la promesa de zanjar la condena.

Su primer largometraje, “El cuchillo en el agua” (1962), fue seleccionado para competir por el Oscar a mejor película en habla no inglesa.

Vivió en el Reino Unido, donde realizó los largometrajes “Repulsión” (1965), “Callejón sin salida” (1966), que ganó el Oso de Oro en el Festival de Berlín, y “El baile de los vampiros” (1967). El apabullante éxito de “La semilla del diablo” (1968) lo confirmó como uno de los directores más importantes de su generación.

 

 

Share Button