Share Button

Hace medio siglo, y con sólo 40 años, fallecía este genial saxofonista de jazz, uno de los mejores músicos de la historia del género.

En Nueva York, el 17 de julio de 1967, hace exactamente 50 años, fallecía con sólo 40 años y causa de un cáncer de hígado John Coltrane, uno de los músicos más importantes de la historia del jazz, que se encuentra en el Olimpo de ese género junto con otros grandes como Louis Armstrong, Duke Ellington, Charlie Parker y Miles Davis.

“Trane” había nacido el 23 de septiembre de 1926, un pueblo de Carolina del Norte, y sus padres eran músicos aficionados. Su familia quedó diezmada y quedó sólo al cuidado de su madres, quien a su vez tuvo que dejarlo bajo la tutela de unos amigos, al tener que trabajar de criada.

Su carrera estuvo signada por una constante creatividad y siempre dentro de la vanguardia, abarca los principales estilos del jazz posteriores al bop, como el hard bop, el free jazz y el jazz modal.

La obra de Coltrane está conscientemente vinculada al contexto sociohistórico en que fue creada y en el que le tocó vivir. Como la lucha por los derechos civiles de los negros, y, en muchas ocasiones, busca una de trascendencia a través de la religión, que le venía de sus abuelos metodistas. Esta espiritualidad la exploró en su obra “A Love Supreme”, un álbum grabado en una sola noche, y hasta llegó a decir que creía “en todas las religiones”.

Fue una de las grandes figuras del be-bop, junto al pianista Thelonious Monk y al trompetista Dizzy Gillespie, en cuya banda tocó en 1949. Además de Gillespie, Coltrane tocó con otras estrellas del jazz, como Charlie Parker, Miles Davis y el citado Monk.

Con Davis formaron una gran dupla y Trane fue parte del quinteto del trompetista por un lustro, incluyendo la grabación “Kind of Blue”, en 1959, uno de los mejores discos de la historia del jazz. Luego de cuestiones musicales y personales, en 1960 dejaron de tocar juntos y nunca más lo volvieron a hacer.

LEA TAMBIÉN: 

Maceo Parker vuelve a la Argentina para celebrar los 50 años de funk

Entre una banda de jazz y otra, Coltrane pasó por ciertos períodos de inactividad derivados de sus problemas de adicción a las drogas, en especial de la heroína, que finalmente logró superar.

En 1957 inició su carrera en solitario y empezó a grabar discos con antiguos compañeros, si bien ya tenía un nombre consolidado en el mundo del jazz. Hacia los ‘60, con la aparición del free-jazz, representado en la figura de Ornette Coleman, Coltrane dio un giro a su música, atraído por el nuevo estilo.

Además tuvo una frondosa discografía con alrededor de cincuenta discos, tanto como líder de sus propios proyectos y junto en colaboración con otros músicos de jazz.

Entre otros puntos altos de su discografía se resaltan “The Champ” (1951), “Soultrane” (1958), “Milestones” (1960) y  “Expression” (1967), el último que publicó antes de fallecer de cáncer y en el que sólo participaron el saxofonista, su mujer, Alice, al piano y el percusionista Rushied Ali. Ravi Coltrane, su hijo, siguió los pasos de su padre y se convirtió en saxofonista.

John Coltrane fue un músico de jazz que en apenas dos décadas de trayectoria desarrolló una carrera en la que fue quemando etapas, una tras otra, evitando acomodarse en sus propios logros, situándose en la vanguardia del jazz. Quedará el interrogante sobre a donde hubiera llegado su música, si no hubiera muerto a una edad demasiado temprana.

Trane, en vivo: 

 

Share Button