Share Button

Se trata de una muestra fotográfica con imágenes captadas por el propio escritor y su primera esposa en la selva misionera.

“Horacio Quiroga. Del banquete a la selva. Fotos de una vida”, una muestra itinerante que exhibe fotografías aparentemente tomadas por el escritor uruguayo Horacio Quiroga durante su estadía en la selva misionera, puede visitarse en la Casa de la Cultura de Oberá, Provincia de Misiones.

Quiroga, considerado un maestro del cuento latinoamericano, llegó a la selva misionera acompañando a Leopoldo Lugones en un relevamiento de las ruinas jesuíticas.

Fascinado por el paisaje de la selva, adquirió varias hectáreas cerca de San Ignacio y se estableció con su familia en el lugar que sería su laboratorio literario y fotográfico.

El autor de “Cuentos de la selva” vivió allí entre 1909 y 1916 con su primera esposa, Ana María Cirés, en una amplia casona construida con sus propias manos, y entre 1932 y 1936 con María Elena Bravo, su segunda mujer.

Se presume que las tomas fueron realizadas por el propio Quiroga y también por su primera esposa, pero ante la falta de certeza absoluta se exponen bajo la denominación “Fotógrafo no identificado”.

Curada por Abel Alexander, la muestra podrá visitarse hasta el próximo 4 de septiembre, de lunes a viernes de 7 a 13 y de 15 a 21, en la Casa de la Cultura de Oberá, Gobernador Barreiro y Jujuy, Provincia de Misiones.

LEA TAMBIÉN: 

El mundo íntimo de Antonio Berni, en una muestra

Nacido en la ciudad uruguaya de Salto como Horacio Silvestre Quiroga Forteza en 1878,  fue un destacado cuentista, dramaturgo y poeta y el maestro del cuento latinoamericano, de prosa vívida, naturalista y modernista.

Sus relatos, que a menudo retratan a la naturaleza bajo rasgos temibles y horrorosos, y como enemiga del ser humano, le valieron ser comparado con el estadounidense Edgar Allan Poe.

La vida de Quiroga, marcada por la tragedia, los accidentes y los suicidios, culminó por decisión propia, cuando bebió un vaso de cianuro en el Hospital de Clínicas de la ciudad de Buenos Aires a los 58 años de edad, tras enterarse de que padecía cáncer de próstata.

Share Button