Share Button

En escena, Pericoloso invoca a su abuelo, advirtiendo que le dejó en herencia tres peculiares narices de payaso: una roja, una azul y otra amarilla.

“El Circo Del Más Acá”, con dramaturgia y dirección de Alejandro Sly, sale a escena los viernes a las 23, hasta el 10 de noviembre, en el Teatro Brilla Cordelia, ubicado en Perón 1926, en pleno Centro porteño.

Con la actuación de Inti Jacques Strycharski y el músico Francisco Mauas, un payaso de apellido Pericoloso habita el toldo del Circo Del Más Acá. Con poca fortuna, Pericoloso invoca a su abuelo, advirtiendo que le dejó en herencia tres peculiares narices de payaso: una roja, una azul y otra amarilla.

Desesperanzado por su existencia, este payaso va probando estas narices; cada vez que se atreve a ponerse una de ellas, su alma responde de un modo inesperado. El resultado es a la vez aterrador y revelador, y el desenlace invita a reflexionar sobre la unidad y la multiplicidad.

La propuesta de la obra tiene básicamente que ver con una búsqueda actoral que da cuenta de los diferentes estados de espíritu que un ser humano puede atravesar. Para esto trabajamos los tres colores primarios-pigmento, vale decir, rojo, azul y amarillo. Cada color se erige en la obra como un modo de estar particular en el mundo.

LEA TAMBIÉN: 

“La intemperie de las cosas”, en el Teatro del Perro

El rojo despliega una actitud sexual, mientras que el azul nos lleva a explorar el mundo de la sensibilidad, y el amarillo el desparpajo de la jovialidad.

En la medida que transcurre la obra, el único actor en escena, la mayoría de las veces, dirige su palabra a un interlocutor que es insinuado por la composición actoral y el lenguaje musical en vivo que nos propone el músico de la obra.

Finalmente todo se resume en el simbolismo que representa la unión de estos tres colores. Así es que con el marrón despedimos mediante un poema la obra.

 

Share Button