Share Button

El baterista será concedido directamente por la reina Isabel II, tal como fue condecorado en 1997 Paul McCartney, su ex compañero de Los Beatles.

Después de esperar más de 20 años, el baterista Ringo Starr,  recibirá finalmente el título de Caballero de la Realeza Británica que será concedido directamente por la reina Isabel II, tal como fue condecorado en 1997 Paul McCartney, su ex compañero de Los Beatles.

Ringo, debería así aparecer en la lista de honor de Año Nuevo, en el elenco de ciudadanos británicos y de Commonwealth que se fueron distinguidos, mereciendo el otorgamiento de un título o una condecoración de la soberana.

Cada año el Primer Ministro elabora dos listas de honores, una de ellas en víspera de Año Nuevo y la otra con motivo del cumpleaños de la soberana

El músico recibirá esta distinción por sus múltiples trabajos de caridad, incluyendo donaciones para sensibilizar al mundo sobre el SIDA, niños maltratados, derechos humanos, pobreza en todo el mundo y las artes creativas

Ringo visitó anteriormente el palacio en 1965, cuando recibió la Orden del Imperio Británico (MBE, por sus siglas en inglés), al igual que Sir McCartney, George Harrison y John Lennon, como parte de los Beatles. Sin embargo, sólo McCartney había sido reconocido de manera individual por su aportación a la música.

LEA TAMBIÉN:

El “Magical Mystery Tour” de Los Beatles cumple 50 años

Nacido en una modesta familia el 7 de julio de 1940 bajo el nombre de Richard Starkey, el pequeño “Ritchie”, como lo llamaban sus familiares, vivió en una pequeña casa de Madryn Street en Dingle, la zona más pobre de Liverpool, y su infancia la pasó en una vivienda de la calle Admiral Grove, también en Dingle

Fue el manager de los Fab Four, Brian Epstein, el responsable de elegirlo, para reemplazar a Pete Best, el primer baterista del grupo, que no había convencido al productor George Martin luego de una prueba en los estudios de  Abbey Road.

Share Button