Share Button

Por Edgardo Solano

Hace un par de décadas se estrenaba la ópera prima de Adrián Caetano y Bruno Stagnaro, una fotografía de la marginalidad porteña de fines de los ’90 piano kostenlosen.

“Pizza, birra, faso”, la ópera prima de Adrián Caetano y Bruno Stagnaro, en una de las piezas fundamentales del denominado “Nuevo Cine Argentino”, con una radiografía de la marginalidad porteña en los confines de los ’90 con un grupo de delincuentes de poca monta como protagonistas centrales de la historia pdf viewer kostenlosen.

Esta película llegaba a las salas argentinas hace exactamente 20 años y tuvo una gran recepción de la crítica y el público, convirtiéndose con el paso del tiempo en una verdadera pieza de culto y sumando fans de nuevas generaciones, que quizá ni habían nacido al momento del estreno sky go movies.

El Cordobés y Pablo, este último mucho más maduro y racional que el primero, están al frente de una pequeña banda de delincuentes que operan bajo la tutela de su “Jefe”, un taxista que para en Retiro y que conduce a los pasajeros a las manos de sus secuaces schiess spiele kostenlosen.

El grupo se completan con Frula y Megabom, más jóvenes que el resto, y con Sandra, pareja del Cordobés que espera un hijo suyo y que tiene como única alternativa vivir con su padre golpeador, que no cede en sus violentas prácticas ni ante el embarazo de su hija soundtreiber windows 10 kostenlos herunterladen.

Las jornadas del grupo terminan en plena Avenida 9 de Julio, abasteciéndose en una cadena de pizzerías, populares por sus precios accesibles, en medio de otras criaturas de la marginalidad nocturna de Buenos Aires google play store app herunterladen geht nicht. El resto del tiempo, lo pasan en una escueta casa tomada.

De alguna manera, son una suerte de antihéroes, queribles por cierto,  y sus andanzas saben más de fracasos que de grandes botines, mientras las escenas transcurren en clave hiperrealista y con un argot propio de las circunstancias de los protagonistas, un lunfardo bien porteño  de fines de los ’90 cuando la Argentina se venía a pique en caída libre Convert and youtube videos.

La banda, luego de un par de intentos fallidos de dar un gran golpe junto con algún “Trompa”, quiere jugar en Primera con un atraco que les permite hacerse de un botín suculento y hasta soñar con esperanza de una cambio de vida Download certificate openssl.

Una concurrida bailanta de Constitución es el lugar elegido, aunque el plan inicial falla y nada termina como fue deseado en un principio, con una persecución policial y un final trágico incluido translator app.

“Pizza, birra, faso” fue rodada con un presupuesto esmirriado, que le dio una estética que se trasformó en una marca registrada y que el propio Stagnaro utilizaría en “Okupas”, una serie de antología con puntos en común con la película vimeo videos downloaden online.

LEA TAMBIÉN: 

“27: El club de los malditos”, la nueva aventura de Loretti y Capusotto

Héctor Anglada, el “Cordobés”, luego supo ser parte del elenco estable de Pol-ka, requerido para papeles similares al de la película y su actuación más popular fue  “Capilla”, en “Campeones”, donde se metió en la piel de un boxeador y el mejor amigo de Mariano Martínez, el galancito de esta historia. Falleció con sólo 27 años en un accidente de tránsito.

Jorge Sesán, “Pablo”, también siguió presente en el mundo de la actuación y poco se supo del resto del elenco, que salvo algunas excepciones, estaban haciendo sus primeras armas en el cine.

Adrián Caetano construyó una frondosa filmografía en cine y también fue director de series televisivas. Mientras que Bruno Stagnaro volvió a mostrar sus credenciales en “Okupas” y recientemente en la exitosa serie “Un gallo para Esculapio”, también ambientada en círculos marginales.

El tráiler: 

Share Button