Share Button

La notable pianista argentina tiene un estrecho vínculo con esta institución y toco allí por primera vez con sólo 18 años.

Martha Argerich fue nombrada miembro de honor de la prestigiosa sala Konzerthaus, de Viena, con la que la artista tiene una estrecha relación desde hace años, según informó la institución, donde la pianista argentina tocó por primera vez en 1959, cuando tenía 18 años.

La Konzerthaus, fundada en 1913, elige cada año a un artista como miembro de honor: músicos como Richard Strauss, Leonard Bernstein, Yehudi Menuhin, el español Jordi Savall y el venezolano José Antonio Abreu se cuentan entre los que han sido honrados con el reconocimiento.

“Con el nombramiento de Martha Argerich como miembro de honor de la Sociedad de la Konserthaus de Viena queremos rendir tributo a una de las mayores pianistas vivas”, aseguró el director artístico de esta sala de conciertos, Matthias Naske, en un comunicado.

Naske destacó la “absoluta inmediatez de su interpretación” y la “fenomenal técnica” como dos de los aspectos que definen a Argerich como una pianista singular, en tanto fuentes del lugar aseguraron que la pianista está muy contenta con este honor y adelantaron que en la temporada 2019/2020 volverá a actuar allí.

Desde su primera actuación, Argerich se presentó 19 veces en esa sala, la última durante la temporada pasada, junto a la Orquesta Filarmónica de Viena.

LEA TAMBIÉN:

Bernardo Baraj se suma al Uco Jazz Festival 2019

Martha Argerich nació el 5  de Junio de 1941 en Buenos Aires.  Inició sus estudios de piano con su madre y dio su primer concierto formal a los 8 años, en el que interpretó el Concierto para piano, opus 15 de Beethoven.

Siendo muy joven y con una fascinante personalidad artística, ya era una pianista consagrada y reconocida por toda la comunidad internacional de la música clásica.

Se consagró ganadora en 1957 en Europa de algunos de los concursos internacionales de piano más importantes como el Premio Busoni (Bolzano, 1957), el primer Premio Ginebra (Ginebra, 1957) y el primer Premio Chopin (Varsovia, 1965).

Share Button