Share Button

La obra narra la historia de una mujer en pleno brote, se mete en la falta de amor que lleva a una mujer de la lucidez extrema a la locura.

“La fiebre”, protagonizada por Julieta Zylberberg, una obra escrita y dirigida por Mariana Chaud, se mete en la falta de amor que lleva a una mujer de la lucidez extrema a la locura.

Esta puesta saldrá a escena desde el sábado 5 de octubre a las 23 en el porteño Nün Teatro Bar, en Juan Ramirez de Velasco 419, en el barrio de Villa Crespo.

La pieza, acerca de la soledad y el aislamiento que llevan a la locura, narra la historia de una mujer en pleno brote, que vive y cuenta cómo suelta la idea de mantenerse sana, coherente y productiva.

“El texto de la obra nace como un diario en el cual se va proyectando la imaginación negativa. Una precaria cordura nos mantiene en pie y a salvo de la marginalidad. Apenas ‘desecualizando’ algunos niveles en aspectos como el trabajo, el amor, el beber, el dormir, la familia o la reflexión, todo se puede ir al diablo”, expresó la directora.

LEA TAMBIÉN:

“La Mata Hari”, de Milagros Michael, en El Camarín de las Musas

Fiebre es una tortuga chiquita. Azucena es una mujer que se rehabilita en la casa de un tío hosco con la única compañía de Fiebre, con la cual conversa.

Azucena es la que se intoxica en un campo y trasgrede los límites de la extravagancia y la gracia, poniéndose agresiva y paranoica con sus amigos.

También es la que emprende una caminata desde Padua hasta la Estación de Once siguiendo el recorrido del tren, como un peregrinaje hacia la nada.

Azucena yace en la cama de un hospital y dialoga con su madre y con su hija sin poder establecer un vínculo amoroso con ninguna de ellas. De la lucidez extrema a la locura, nada puede salvarla de sí misma. La épica de la falta de amor.

Visits: 1152
Share Button