Share Button

Fue hallada una estrofa inédita en el poema «Las joyas», dentro de una primera edición que él mismo regaló a un amigo.

A más de 150 años después de la publicación de «Las flores del mal», la obra del poeta francés Charles Pierre Baudelaire, fue descubierta una estrofa inédita en el poema «Las joyas», dentro de una primera edición que él mismo regaló a un amigo.

Los cuatro versos que permanecían inéditos hasta ahora fueron anotados por Baudelaire a mano al final del poema «Las joyas» en una primera edición impresa que regaló al crítico literario Gaston de Saint-Valry.

La primera edición de «Las flores del mal», una de las obras fundadoras de la poesía moderna, fue publicada el 21 de junio de 1857.

Su publicación fue rechazada por la crítica y el gobierno francés la definió como una obra obscena; algunos de esos textos fueron censurados, entre ellos, el poema «Las joyas» que fue prohibido por «ultraje a la moral y a las buenas costumbres».

Traducidos al español los versos inéditos que completaban el poema dicen así: «Y me sentí entonces lleno de esta Verdad: / Que el mejor tesoro que Dios guarda al Genio / Es conocer a fondo la terrestre Belleza / Para hacer surgir de ella el Ritmo y la armonía».

LEA TAMBIÉN:

Mariana Enríquez ganó el Premio Herralde de Novela

Este poeta maldito nació en París el 9 de abril de 1821. Muere su padre, un sacerdote que había dejado los hábitos, y su madre vuelve a casarse por conveniencia con Jacques Aupick, un oficial que llegará a ser general comandante de la plaza fuerte de París.

No muy a gusto con su padrastro, termina el bachillerato, quiere ser escritor y rechaza entrar en la carrera diplomática con el apoyo de su padrastro. En gran perjuicio de su familia burguesa, que él horroriza con su vida libertina, frecuenta la juventud literaria del Barrio Latino. Un consejo de familia, bajo la presión del general Aupick, lo envía a las Indias, en 1841, a bordo de un navío mercante.

Pero Charles Baudelaire no quiere probar esa aventura y durante una escala en la Isla de la Reunión, vuelve a Paris a tomar posesión de la herencia paterna.

Se une a Jeanne Duval, una actriz mulata de la cual, a pesar de frecuentes desavenencias y numerosas aventuras, seguirá siendo toda su vida el amante. Participa en el movimiento romántico, contrayendo deudas por su vida de dandy. Sus excentricidades hacen que su madre y el general Aupick que en 1844 el poeta sea sometido por un Tribunal.

Baudelaire, humillado, no se repondrá. Privado de recursos, evitará a los acreedores, mudándose, escondiéndose en casa de sus amantes, trabajando sin descanso sus poemas e intentando mientras tanto ganarse la vida publicando artículos.

Una primera obra marca sus comienzos como crítico de arte. Loa a su amigo Delacroix, critica a los pintores oficiales. Ese mismo año, una tentativa de suicidio le reconcilia provisionalmente con su madre. En 1846, descubre la obra de Edgar Poe y durante diecisiete años, va a traducirla y revelarla.

Después de la Revolución de 1848, en la cual participó más por exaltación que por convicción prosigue sus actividades de periodista y de crítico. En 1857, la publicación de «Las Flores del Mal» juzgadas obscenas, crea escándalo. Debiendo pagar una fuerte multa. En 1866, durante una estancia en Bélgica, un ataque lo paraliza y lo deja casi mudo. Agoniza durante un año y fallece los 46 años, el 31 de agosto de 1867, en los brazos de su madre.

Visits: 189
Share Button