Share Button

Con copias remasterizadas, regresa a los cines la primera incursión de los Fab Four en la pantalla grande, filmada en pleno auge de la Beatlemanía.

“Anochecer de un día agitado”, la primera aventura cinematográfica de Los Beatles como protagonistas, rodada en 1964 bajo la lente del director Richard Lester, se reestrena en las salas argentinas con copias remasterizadas.

Esta película, que es una suerte de falso documental que narra el furor que provocaba los Fab Four en todo el mundo, fue rodada en apenas seis semanas, después de la primera visita del grupo a los Estados Unidos.

La película se estrenó en el Pavilion Theatre en Londres el 6 de julio de 1964, un día antes del cumpleaños de Ringo Starr, y la banda sonora homónima fue lanzada cuatro días después.

El film tuvo una buena recepción de público y la prensa especializada y fue nominada a dos Premios de la Academia, al Mejor Guion (Alun Owen) y Mejor Banda Sonora (adaptación) (George Martin). Con el paso del tiempo, está considerado como un ícono de la cultura pop y un antecedente de los clips  que se popularizaron en la década del ’80, en especial a través de la cadena MTV.

Las escenas de “A Hard Day’s Night” (el título original) cuenta las peripecias de John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr en plena Beatlemanía, cuando sus frenéticas vidas estaban ocupadas en grabar discos, tocar en vivo, emprender largas gira y recluirse para evitar el asedio de los fans.

En esta película-documental, Los Beatles por primera vez decidieron romper todas las reglas, como faltar a un programa de televisión, ignorar sus obligaciones y saborear la libertad. Pero, para ello, tendrán que evadir a sus admiradores, esquivar a los periodistas y desobedecer a sus mánagers. Esta primera incursión de la banda de Liverpool en el cine  resultó ser una interesante comedia de aventuras y rock & roll.

Como ocurría en estos film, varias escenas son musicales, con canciones que luego fueron parte del homónimo tercer disco de la banda y muchas composiciones que ya habían sido parte de  “With the Beatles”, el segundo disco de los Melenudos.

El furor  “Anochecer de un día agitado” provocó que en 1965 la banda volviera a ponerse bajo las lente de Richard Lester para rodar “Help!”, su segunda película.

La filmografía del grupo se completaría con “Magical Mystery Tour”, una producción de 1967 para la televisión, dirigida por ellos mismos, “Submarino amarillo”, un largometraje animado de 1968, y el documental “Let it be”, de 1970, dirigido por Michael Lindsay-Hogg.

 

Share Button