Share Button

Esta adaptación de la obra del escritor británico J.R.R. Tolkien llegará a la pantalla chica a través de Amazon y de Warner Bross.

La plataforma de contenidos Amazon y los estudios Warner Bros. anunciaron el proyecto conjunto de transformar el universo de “El señor de los anillos” en el formato de una serie de televisión.

El anuncio se hace público luego que Amazon adquiriera los derechos televisivos a nivel mundial para la explotación de la obra del escritor británico J.R.R. Tolkien, quien en 1954 publicó imaginativa trilogía.

El acuerdo alcanzado entre la empresa de Seattle, Warner Bros., la editorial Harper Collins y los herederos del autor obliga a las partes a realizar un producto de varias temporadas y contempla la posibilidad de futuras series derivadas, conocidas  como “spin-off”. 

La obra de Tolkien ya fue fue sido objeto de numerosas adaptaciones, como las trilogías de “El hobbit” y de “El señor de los anillos”, ambas producidas por la propia Warner Bros. y dirigidas por Peter Jackson.

También con la película dirigida por Ralph Bakshi, que mezclaba dibujos animados con actores sobre las aventuras del pequeño Frodo Bolsón, llevada a cabo en 1978.

LEA TAMBIÉN: 

Netflix en el universo Marvel con el estreno de “The Punisher”

Tolkien nació el 3 de Enero de 1892 en la ciudad de Bloemfestein de Orange Free State, Sudáfrica. Hijo del banquero Arthr Reuel Tolkien y de la misionera Mabel Suffield, Se mudaron a Sarehole, pueblo rural a las afueras de Birmingham donde Tolkien vivió hasta 1903. Su madre le enseñó las bases académicas y literarias. 

Escribió “El Hobbit” (1937) para sus hijos. Su continuación, la trilogía titulada “El señor de los anillos” es un cuento acerca de la lucha por la posesión de un anillo mágico en un mundo de elfos, hadas y dragones, que fue llevada al cine con enorme suceso.

Llevó a cabo estudios de crítica literaria y fue profesor en Oxford entre 1945 y 1959, donde coincidió con C.S. Lewis que cultivaba el mismo género y hasta los mismos temas, aunque la amistad decayó por los celos que sentía Lewis del éxito literario de Tolkien. Falleció en 1973, tenía 81 años.

 

Share Button