Share Button

Por Edgardo Solano

Esta novela de Pablo Di Pietro toma como punto de partida a un pibe y a su ídolo de un club pueblerino, para hilar lo ocurrido durante la dictadura militar y la Guerra de Malvinas, entre otros hechos.

En “El chico que relataba partidos de fútbol”, Pablo Di Pietro toma la historia de un chico apasionado por el deporte más popular de la Argentina para realizar un recorrido por hechos que marcaron la historia contemporánea argentina, como las discusiones entre peronistas y antiperonistas en la mesa familiar, la última dictadura militar, la Guerra de Malvinas y el posterior retorno de la Democracia.

Todo comienza con un periodista deportivo en plena crisis de mediana edad que bucea en fragmentos de su infancia hasta llegar a lo más profundo.  Un ídolo futbolístico devenido ex combatiente, el primer amor trunco y el escenario de un pasado doloroso por igual para el país y el protagonista de esta novela de Pablo Di Pietro, editada por Del Dragón.

El niño al que apodan “Campeonato”, y al que todo llaman e esa forma, tiene la costumbre de otros tantos pibes de los ’70, y de décadas anteriores, de relatar los partidos, incluso los picaditos informales que los que el mismo participa.

Su nombre auténtico era Ignacio y este particular alías surgió en su propio nacimiento, cuando en lugar del llanto natural de cualquier bebé en esas circunstancias, el primer sonido que emitió fue una larga sucesión de letras “o”, en clave futbolera.

Campeonato relataba casi todo con la cadencia de las trasmisiones de aquellos días y hasta era capaz de mencionar a los integrantes de la Primera Junta como una alienación de un equipo de fútbol y también darle un tinte futbolero al paso del mando del Ejercito del Norte, entre Manuel Belgrano y José de San Martín.

Este chico, después de algunos intentos fallidos, puedo ir a la cancha un domingo a ver su club de Villa Irala, para ver en vivo a Marcelo Sosa, “Sosita”, el centrodelantero de su equipo, que se trasformaría en su ídolo y, finalmente, casi en su amigo.

Corría por entonces 1981 cuando este chico se subía a una tribuna por primera vez, en plena dictadura militar y en las vísperas del conflicto bélico del archipiélago austral. Precisamente, “Sosita” fue uno de los colimbas que fueron a pelear Malvinas.

Mientras el ídolo local, al igual que otros pibes, se enfrentaba al profesional ejército británico,  se desarrollaba el Mundial ’82, en España, con una decepcionante presentación de la Selección Argentina.

Ese equipo debutaba en la cita mundialista con una derrota ante Bélgica y en la jornada siguiente el gobierno a través de uno de sus “comunicados” anunciaba la rendición en Malvinas.

En ese pueblo, donde moraban “Campeonato” y familia que solía prestarse a férreas discusiones políticas, la dictadura también había dejado su sangrienta huella en la represión que le costó la vida a varios trabajadores de una fábrica de fideos.

Un relato con fútbol, más que de futbol, que tiene como hilo del relato la historia de esta suerte de relator compulsivo para enhebrar los acontecimientos de los últimos cuatro décadas de la historia argentina.

LEA TAMBIÉN: 

Ediciones Al Arco lanza el tercer Concurso Nacional de Cuentos de Fútbol

El autor

Pablo Di Pietro nació en Marcos Juárez, provincia de Córdoba, en 1970, y es egresado del Círculo de Periodistas Deportivos.

Desde 1990, trabajó en varias revistas de deportes y el diario La Razón. También escribió artículos y guiones humorísticos. Fue cronista en radio Nacional.

Cursó talleres de guión cinematográfico y ejerció la docencia en el Círculo de la Prensa. Actualmente trabaja en el noticiero de Canal 9.

Share Button