Share Button

Con más de medio millón de espectadores y con una grilla plagada de grandes artistas, el encuentro fue un ícono de los ´60 y un emblema de su generación.

Los convulsionados ’60 tuvieron como cierre al Festival de Woodstock, uno de los eventos contraculturales más importantes de esa década y también del Siglo XX.

El encuentro, con el pacifismo y amor libre como emblemas, tuvo lugar en el fin de semana del 15 al 17 de agosto de 1969 en las afueras de Nueva York, donde se congregaron cerca de medio millón almas, una concurrencia diez veces superior a la que habían estimado en un inicio sus organizadores.

Al margen de la multitud, fueron parte de Woodstock algunos de los artistas más destacados de aquellos días y quedaron en la historia por esas actuaciones.

Jimi Hendrix, quien interpretó «The Star-Spangled Banner», el himno local, como  protesta por la Guerra de Vietnam, y terminó su set incendiando su Fender Stratocaster.

La potente voz de Janis Joplin y la cantautora Joan Báez fueron las principales figuras femeninas del Festival.

También subieron a escena el supergrupo Crosby, Stills, Nash & Young, Santana y Joe Cocker, todos ellos con actuaciones consagratorias. La grilla también incluyó a The Who, Who Grateful Dead y Creedence Clearwater Revival, entre otros.

Richie Havens, Jefferson’s Airplane, Sly and The Family Stone, Johnny Winter, Blood Sweet & Tears y Canned Heat fueron otros de los artistas que se sumaron a lo largo de las tres jornadas.

Los Beatles, que desde hacían tres años no tocaban en vivo, junto a los Rolling Stones y Bob Dylan fueron los grandes ausentes del encuentro.

LEA TAMBIÉN:

La foto de “Abbey Road” de Los Beatles cumple 50 años

Al margen de lo musical quedaron como eternas postales las imágenes de jóvenes semidesnudos, bañándose en un lago y realizando danzas tribales bajo el efecto de sustancias varias.

Los mitos y leyendas sobre Woodstock se contradicen y se fueron alimentando con el tiempo. Hay quienes aseguran que nacieron bebés en pleno Festival, ero si bien nadie ha reivindicado públicamente un nacimiento tan singular, lo que sí es seguro es que unos cuantos fueron concebidos allí.

Al menos una persona habría muerto por sobredosis y un tractor supuestamente aplastó a alguien que yacía en su bolsa de dormir, según las informaciones de la época.

El Festival fue documentado en el film de culto “Woodstock: 3 días de paz y música” y tuvo una segunda edición en 1994, mientras que un revival por los 50 años quedó trunco en medio de disputas legales.

Aún cuando el rock era un moviente joven y emergente, Woodstock se convertiría en el emblema de una generación y del movimiento hippie, cuyo mensaje de paz y amor rompía con una década de violentas manifestaciones y asesinatos en tiempos de la guerra de Vietnam y movimientos sociales en distintos puntos del globo.

Visits: 166
Share Button