Share Button

Por Edgardo Solano

El último disco grabado por los Fab Four se editada hace medio siglo. Un par de hermosos temas de George y el Medley del Lado B son los puntos salientes.

“Abbey Road” fue el último disco grabado por Los Beatles,  en medio de un tendal de tensiones internas, a pesar de que “Let it Be”, se editó posteriormente y había sido registrado en los estudios con anterioridad.

Este trabajo se publicó en el Reino Unido el 26 de septiembre de 1969, hace exactamente 50 años. Poco después, el 1° de octubre, se lanzaba en los Estados Unidos y luego fue llegando a las bateas del resto del globo.

“Abbey Road”  fue producido y orquestado por George Martin, histórico colaborado de los Fab Four, y con Geoff Emerick como ingeniero de grabación. Las sesiones, ya con la banda en proceso de separación, tuvieron lugar entre abril y agosto de 1969.

Sin tocar en vivo desde hacía tres años, el grupo ya no funcionaba como tal por aquellos días y tomaron la decisión de dejar de lado rencillas personales para encarar este nuevo trabajo, con una serie de canciones que fueron acumulando.

“El truco para las sesiones del Abbey Road fue que de alguna manera teníamos que ponernos los guantes de boxeo, tratamos de reunirnos para hacer un álbum muy especial. De alguna manera, pensábamos que este sería nuestro último trabajo, así que… todavía podíamos mostrarnos a nosotros mismos de lo que éramos capaces de hacer, y tratamos de divertirnos mientras lo hacíamos”, declaró Paul.

A sabiendas de que era el último disco del grupo y a pesar de un clima poco propicio, cada integrante aportó lo suyo en las composiciones ajenas para que los temas vuelvan a sonar de manera colectiva, como no había ocurrido en el “Álbum Blanco”.

El disco tiene como una de las características sobresalientes un par de composiciones de George Harrison, «Something» y «Here Comes the Sun»,dos de los temas más bellos del álbum. El guitarrista, a pesar de su talento, siempre había quedado atrás del liderazgo de Lennon y McCartney y apenas podía sumar un o dos temas propias por disco.

También Ringo, que entendía su rol dentro de la banda, sumó una composición y resto quedó en manos de John y Paul.

También es novedoso en un “Medley” de 16 minutos en la cara B del álbum, compuesto por varias canciones breves enganchadas por Paul y por las orquestaciones de Martín. Este popurrí generó que este sea el mejor lado B de cualquier trabajo del grupo.

Grabado en los estudios que de dan nombre al disco y con las manos maestras de George Martín en los controles, este trabajo terminó siendo uno de los más notables de los Fab Four, incluso contra los pronósticos adversos.

Los Beatles compartieron un estudio por última vez en “Abbey Road” y poco después cada uno empezó a atender su juego luego de anunciada la separación de la banda en 1970.

LEA TAMBIÉN: 

Subastan el primer contrato de Los Beatles con Brian Epstein

La portada

La portada de “Abbey Road” fue diseñada por John Kosh, el director creativo de Apple Records. En la publicación original para Reino Unido no se muestra el nombre de la banda ni el título del álbum y las demás ediciones si consta la información.

La foto de la portada se transformó en un ícono de la cultura popular y surgieron de esta imagen un sinfín de mitos urbanos, que incluyen la muerte de Paul y su reemplazo por un doble.

Sin demasiada producción, los integrantes de la banda de Liverpool fueron retratados por el fotógrafo Ian McMillan, en la mañana del 8 de agosto de 1969, en la esquina de las calles Abbey Road y Garden Road, en el calmo barrio londinense de St. John’s Wood.

Tema por tema

Come Together: este tema de John abre el disco, compuesto originalmente para la campaña que Timothy Leary estaba en  campaña para ser gobernador de California.

Something: una de las bellas canciones del disco y también una de las mejores de George. El tema fue versiona en un sinfín de oportunidades.

Maxwell’s Silver Hammer: balada de Paul sobre un psicópata que gustaba asesinar a martillazos a sus víctimas. Al resto del grupo no le agradó el tema.

Oh! Darling: gran tema de Paul, aunque John dijo después que el bajista no lo cantó “demasiado bien” y que en realidad él lo tuvo que haber interpretado.

Octopus’s Garden: único tema de Ringo del álbum, inspirado cuando dejó la banda por unas semanas durante las sesiones del “Álbum Blanco” y se fue a Cerdeña.

I Want You (She’s So Heavy): extensa composición de John para cerrar el lado A. Un tema con penas 14 palabras distintas.

Here Comes the Sun: abre la cara B esta hermosa canción de George y uno de los clásicos de su repertorio. John no participó de la grabación.

Because: sin la participación de Ringo, este breve y bello tema hace que luzcan las voces de los otros tres integrantes del grupo.

You Never Give Me Your Money: el medley abre con este tema de Paul sobre los problemas económicos que transitaba la corporación de The Beatles, Apple Corps.

Sun King: este tema de John iba a llamarse «Here Comes the Sun King»,? pero se redujo a «Sun King» para evitar la confusión con la canción «Here Comes the Sun».

Mean Mr. Mustard: La canción fue escrita en la India, John dijo que la canción fue inspirada por un artículo periodístico sobre un avaro que ocultaba su dinero donde podía.

Polythene Pam: John describió esta canción, junto con «Mean Mr. Mustard», como «un poco de basura que escribí en la India».

She Came In Through the Bathroom Window: Paul dijo que la canción fue inspirada por Apple Scruffs , fans que esperaban afuera del estudio de Abbey Road y las casas del grupo.

Golden Slumbers: con la voz principal de Paul, la canción empieza el proceso que lleva al final del álbum.

Carry That Weight: con las voces de los cuatro integrantes de la banda en una de las últimas pistas del popurrí del lado.

The End: la canción tiene el único solo de batería grabado por Ringo con Los Beatles, seguido de tressolos de guitarra cada uno protagonizado por los otros tres.

Her Majesty: la canción de Paul cierra el disco con la composición más escueta de los Fab Four, es casi un tema fantasma.

Visits: 519
Share Button