Share Button

Esta recopilación de memorias alegres y tiernas de una estancia en la capital francesa del escritor volvió a ser un furor de ventas después de los atentados en Francia.

La novela “París era una fiesta”, una recopilación de memorias alegres y tiernas de una estancia en la capital francesa del escritor Ernest Hemingway en los años 1920, regresó a estar en boga a después de los atentados de París.

El libro del autor de “Por quién doblan las campanas” se agotó en algunas librerías y hasta aparecieron ejemplares entre las flores y las velas depositadas frente a los cristales acribillados de uno de los bares atacados por los yihadistas o en la sala de conciertos Bataclan, epicentro de la matanza que dejó 129 muertos y 352 heridos el 13 de noviembre.

Durante el minuto de silencio que paralizó Francia, numerosos ciudadanos anónimos llevaban el libro en la mano.

Las librerías venden habitualmente 10 ejemplares diarios del libro de Hemingway. “En este momento son 500”, declaró un vocero de la editorial Folio, que publica la obra.

Ante este suceso, la editorial prevé ahora una reimpresión de 15 mil ejemplares, casi el doble de los 8 mil que se venden anualmente.

“París era una fiesta” es una suerte de homenaje a una ciudad con una cultura intnesa En esta publicación aparecen los artistas que frecuentaban en los años 1920 el barrio de Montparnasse, como la coleccionista Gertrude Stein, el poeta Ezra Pound, el escritor James Joyce, entre otros.

“Así era el París de nuestra juventud, cuando éramos muy pobres y muy felices”, escribe Hemingway en esa obra publicada tres años después de su muerte.

Share Button